Las ratios de las enseñanzas obligatorias se fijaron en la LOE en 2006. Esta ley establece como ratios máximas 25 alumnos en las etapas de Infantil y Primaria y 30 alumnos en Secundaria. En Bachillerato la ratio está fijada en el Real Decreto 132/2010 en 35 alumnos y en Formación Profesional en el Real Decreto 1147/2011 en 30 alumnos.

Rueda de prensa: STE-CLM consiguió que el TSJCM dictamine que las ratios establecidas en centros educativos de Castilla-La Mancha desde 2016 han sido ilegales 1

El Partido Popular, con Rajoy a la cabeza, a pocos meses de acceder a la Moncloa, en abril de 2012, posibilitó aumentar estas ratios un 20% vía Real Decreto Ley, de forma transitoria, mientras perdurasen las condiciones excepcionales planteadas en dicha regulación para contener el gasto público, es decir, congelando la incorporación de nuevo ingreso a las Administraciones públicas, o fijando una tasa anual de reposición de efectivos por debajo del 50%. Las ratios, entonces, se elevaron a 30 alumnos en Infantil y Primaria, 36 en Secundaria, 40 en Bachillerato y 35 en Formación Profesional.

Las circunstancias excepcionales empezaron a revertirse en 2015, ya que, desde ese año, la Administración volvió a convocar ofertas de empleo público y la ampliación excepcional de la ratio no se vio modificada a nivel regional.

Uno de los compromisos “estrella” con los que Emiliano García-Page accedió al gobierno castellanomanchego en 2016, fue la bajada paulatina de las ratios para, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en dio año, conseguir un plazo de 4 años y dejarlas en las cifras legales, e incluso se planteó una ratio más ambiciosa para Bachillerato, fijando el objetivo en 32, en vez de los 35 del Real Decreto.

STE-CLM siempre denunció esa “reducción paulatina” de las ratios, ya que como se describió anteriormente en 2016 ya no estaban dadas las circunstancias que avalaban mantener ratios de nivel excepcional como en 2012, y, por lo tanto, desde ese año se tendrían que haber efectivizado las ratios de 25 alumnos en Infantil y Primaria y 30 alumnos en Secundaria, al menos 35 en Bachillerato y 30 en Formación Profesional.

Pese a las demandas que fueron desestimadas año a año, nunca se dejó de creer en que llevaban la razón y desde la región se disponía de ratios muy por encima de la legalidad. La Ley 4/2019 con la que el gobierno de coalición PSOE-Podemos, prácticamente estrena su mandato, deroga, definitivamente, los recortes educativos, pero, ni siguiera esta nueva legislación de rango superior, pudo hacer cambiar de opinión al gobierno de Page, que mantuvo las ratios de 28 alumnos en 4º, 5º y 6º de Primaria, Bachillerato en 40 y Formación Profesional en 35.

Recientemente el Tribunal Superior de Justicia de CLM dictó sentencia estimando la última demanda de STE-CLM, declarando la nulidad de la resolución de ratios del curso 2019-2020, y por tanto, considerando que las ratios que allí se fijan eran ilegales ya que vulneran la normativa de rango superior.

En dicha sentencia, además, se reconoce que las resoluciones que fijaban la ratio en los años 2016 y siguientes, también eran contrarias a lo dispuestos en la normativa de rango superior, determinando que las sentencias anteriores dictadas por dicho Tribunal no fueron acertadas.

Como hemos dicho, desde STE-CLM se llevan varios años denunciando la ilegalidad de estas ratios, con las que el gobierno de Page ha mantenido recortes que Cospedal decretó en la educación castellano-manchega y no se puede más que felicitarnos por el reconocimiento, que supone una fuerte mejora para toda la comunidad educativa, y la mejora de la calidad de enseñanza.

A su vez, recordamos que las ratios de la región siguen incumpliendo la legalidad vigente tanto en Bachillerato como en Formación Profesional, por lo que se sigue exigiendo a la Administración que revierta de una vez por todas los recortes efectuados por el Partido Popular y vuelva a la legalidad vigente.