Castilla-La Mancha ha mostrado hoy su respaldo a la propuesta definitiva de medidas de prevención, higiene y promoción de la Salud frente a la COVID-19 para centros educativos en el curso 2021-2022 que los ministerios de Sanidad y Educación han presentado a las comunidades autónomas.

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, han participado en la reunión extraordinaria de la Conferencia Sectorial de Educación y del Consejo Interterritorial de Sanidad, que se ha celebrado de forma conjunta para abordar las medidas mencionadas, entre otros asuntos.

En unas declaraciones posteriores a la reunión, Rosa Ana Rodríguez ha explicado que Castilla-La Mancha entiende que las medidas presentadas por ambos ministerios son “bastante coherentes, ya que, sin restar un ápice a la seguridad de los centros educativos, contribuyen a la prespecialidad total”.

Asimismo, la consejera ha comentado que es verdad que el documento recoge algunos puntos que han generado “cierto debate”, como es el caso de la distancia de seguridad, una medida que “nosotros, como Administración educativa no cuestionamos por ser el resultado de decisiones abaladas por las autoridades sanitarias y consensuadas con la comunidad educativa”.

Rosa Ana Rodríguez también ha agradecido a los dos ministerios que hayan dado un plazo de casi cuatro meses para acomodar este conjunto de medidas a la realidad educativa del próximo curso escolar, así como a la Consejería de Sanidad su trabajo para contribuir un año más a garantizar que los centros continúen siendo espacios seguros frente a la COVID-19.

En la reunión, celebrada de forma telemática y presidida por las ministras de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y Sanidad, Carolina Darias así como el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, también ha estado presente el viceconsejero de Educación, Amador Pastor.