Esta noche, ha tenido lugar un concierto de la Banda de música de la Agrupación Musical de Ciudad Real en el entorno emblemático de la Puerta de Toledo. Este concierto es el primero, después de la época de pandemia, de un ciclo que se va a llevar a cabo los días 8, 15, 22 y 29 de julio, a las 22.30 horas. La respuesta del público ha sido un éxito rotundo, respetando los aforos estipulados con asientos preasignados.

Esta noche, ha tenido lugar un concierto de la Banda de música de la Agrupación Musical de Ciudad Real en el entorno emblemático de la Puerta de Toledo. Este concierto es el primero, después de la época de pandemia, de un ciclo que se va a llevar a cabo los días 8, 15, 22 y 29 de julio, a las 22.30 horas. La respuesta del público ha sido un éxito rotundo, respetando los aforos estipulados con asientos preasignados.

La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, que ha estado acompañada de varios miembros de la corporación municipal, manifestaba su alegría por poder albergar el primer concierto de la banda, después de tantos meses en “los que la pandemia nos ha dejado sin poder disfrutar de la música”. Además, ha querido agradecer la respuesta del público, que acude a todos los actos programados por el Ayuntamiento de Ciudad Real, de forma totalmente responsable. Masías añadía que otro motivo de celebración es el hecho de haber conseguido darle continuidad al proyecto por otros cuatro años más.

Banda de música de Ciudad Real Banda de música de Ciudad Real Banda de música de Ciudad Real

El director de la banda, Jesús Miguel García Ocaña, reconocía que han sido meses muy difíciles y que de lo que se trata es “de volver a dar alegría a la ciudad con conciertos variados y populares, para que los ciudadanos dejen los problemas al margen”. El repertorio de esta noche ha incluido obras como los pasodobles “Los barbas” de Ferrer Ferrán o “Bagaxe” de Carlos Rodríguez; “Variazioni in blue”, “La bella y la bestia” o “Aquellos maravillosos años” entre otras; siempre con ritmos alegres para que, según reconocía su director, “la gente lo pase bien, que ya bastante mal lo hemos pasado”.

Por otra parte, el presidente de la asociación, Julián Fernández, agradecía el apoyo del Ayuntamiento de Ciudad Real durante todo este tiempo tan difícil; y reconocía que ha sido especialmente complicado preparar los ensayos, ya que no podían hacerlo en su local, por no disponer de las condiciones necesarias para mantener la seguridad sanitaria y han tenido que desplazarse al Auditorio de La Granja.

Sin duda alguna, la actuación ha conseguido contagiar al público de esperanza y alegría, en un marco incomparable.