El equipo del FITC Lazarillo presenta el cartel de la 47ª edición del festival, y anuncia el regreso de uno de los eventos culturales más importantes y longevos de Manzanares (Ciudad Real). El cartel es obra de la artista manzanareña Virginia Caro con la temática de “reanudar el vuelo”. Caro tiene una relación muy estrecha con el equipo del festival, así como con la asociación. “Siempre ha estado ahí, siempre colabora con nosotros y nos apoya y, por eso, queríamos que en esta edición fuese ella quien pusiese la imagen al festival”, afirma el equipo. Virgina Caro remarca que con este cartel ha querido mostrar la necesidad de que la cultura “reanude el vuelo” ya que en la pandemia fue uno de los sectores que más dificultades atravesó.

Regresa el FITC Lazarillo “reanudando el vuelo” a Manzanares 1

La 47ª edición se llevará adelante del 29 de agosto al 5 de septiembre en la localidad y contará con teatro de sala, teatro de calle, talleres y actividades paralelas en las que las múltiples disciplinas serán una marca de identidad del festival. Cecilia Amores, directora de esta edición, afirmó que en esta ocasión se mantuvo la esencia de las ediciones pasadas, y próximamente se presentará la programación completa. “Todos los espacios, los aforos y los montajes están pensados para garantizar la seguridad sanitaria de todos los asistentes así como de los equipos de trabajo”, ha remarcado Amores. La pasada edición tuvo que suspenderse cuando ya se estaba desarrollando por la complicación de la situación sanitaria debido a la pandemia. Este año el equipo se muestra optimista ya que el avance de la vacunación parece que va a permitir que todo pueda desarrollarse “siempre adaptado a lo que las autoridades sanitarias nos vayan indicando”, señala el equipo de esta edición del FITC Lazarillo.

En este sentido, el equipo agradeció a la Diputación de Ciudad Real y al ayuntamiento de Manzanares por su apoyo y la apuesta inquebrantable por el festival También mostraron el agradecimiento a los patrocinadores privados, empresas y comercios locales que “a pesar de los malos momentos que han pasado por la pandemia” están mostrando su interés y su apoyo hacia el FITC Lazarillo.