El Gobierno regional ha rebajado el nivel de alerta en las carreteras y mantiene sin ninguna restricción al tráfico un 98 por ciento de la Red regional, lo que supone que la práctica totalidad de esta Red no tiene ningún condicionante a la hora de circular.

De esta manera, durante el fin de semana se ha ido despejado la Red y actualmente queda en alerta amarilla un 2 por ciento de los 8.700 kilómetros que suman las carreteras de titularidad autonómica. La mayoría de los tramos en amarillo están en la provincia de Toledo donde las vías han estado más afectadas por el temporal.

Precisamente, en la provincia toledana, se mantiene en nivel de alerta verde la CM-43, de tal modo, que no tiene ninguna restricción al tráfico ni tampoco nieve o hielo en los arcenes.

En cuanto al transporte regular de viajeros de uso general, desde este lunes se recuperan las líneas provenientes de los municipios de la provincia de Toledo. En relación a los servicios ASTRA, se recuperan Nambroca, Bargas y Argés-Cobisa, con supresión de paradas en algunos casos por acumulación de nieve. En el caso del ASTRA de Olías del Rey, no será posible su recuperación hasta dentro de unos días.

En el caso de la ciudad de Guadalajara, a partir de este lunes se desarrollan con normalidad los servicios ASTRA de Marchamalo, Cabanillas del Campo, Alovera-Villanueva de la Torre-Quer y Humanes.

El ASTRA de El Casar-Torrejón del Rey-Galápagos, se hará con normalidad excepto algunas urbanizaciones. El resto de líneas regulares de uso general de la provincia de Guadalajara se han recuperado excepto algunas líneas de la comarca de Sierra Norte.

Las líneas regulares de uso general que se desarrollan íntegramente en la provincia de Ciudad Real, provincia de Albacete, provincia de Cuenca y comarca de Talavera de la Reina están funcionando con normalidad.

Además, todos los servicios Ciudad Directo de la región se desarrollan con normalidad.