Durante el fin de semana va a quedar reabierto al tráfico rodado la calle del Sol de Argamasilla de Calatrava, una vez concluidas las importantes obras que desarrolló el Ayuntamiento de la localidad, con una inversión que llega a los 39.000 euros.

Reabre la calle del Sol, remodelada, con sentido único de circulación 1

Este presupuesto sirvió para demoler primero el acerado existente en ambos lados del vial y, antes de la ejecución del nuevo acerado con adoquín rematado con bordillo de hormigón, proceder a la renovación de la red de agua potable sustituyendo la red antigua que estaba construida en tramos de fibrocemento.

Ahora, la nueva conducción está fabricada conforme a la reglamentación en polietileno de alta densidad, con un diámetro de 90 milímetros, que entronca sobre las redes existentes en las calles Carretera de Puertollano, Puente y Peligro, habiéndose también renovado todas las acometidas domiciliarias y las bocas de riego que existen.

Por otra parte, vale remarcar como en las zonas de cruce de paso de peatones de la calledel  Sol se empleó un pavimento de loseta de cemento de botón en color, así como la instalación de nuevas señales de tráfico y pintura vial que remarcan una nueva condición para esta vía urbana, al pasar a ser ahora de un sentido único.

Una reorganización en la circulación que responde al estudio de tráfico realizado en Argamasilla de Calatrava, de forma que el doble sentido anterior pasa a ser de uno solo con dirección desde la calle Carretera de Puertollano hasta la calle Almodóvar, pudiéndose hacer la salida por las calles Molino y Nomenclátor.

Mejorando la seguridad vial y el tránsito peatonal

“En esta calle, por su escasa anchura y con la ampliación de sus acerados, la circulación de doble sentido era complicada y provocaba que los vehículos tuvieran que subirse al acerado, con el consiguiente peligro para peatones y continuos daños en el pavimento peatonal; incluso en las fachadas de algunos inmuebles, donde el estrechamiento de la calle era muy evidente”, señala el concejal de Tráfico.

José Antonio García indicó que “el Ayuntamiento es consciente que cualquier cambio producido en la circulación genera una inicial incertidumbre y molestias para vecinos que tienen ahora un mayor recorrido con sus vehículos al acceder o salir de sus domicilios, pero entendemos que esta modificación es la más beneficiosa tanto para la circulación de vehículos como para las personas en general”.

El edil agradeció la paciencia ciudadana en este sentido, y consideró que “es cuestión de tiempo acostumbrarnos a esta nueva realidad, cuya idoneidad será finalmente muy valorada y, mientras, pedimos a los vecinos y posibles usuarios de esta vía, que extremen la precaución hasta acostumbrarse a la nueva señalización”.

De la misma forma, al favorecer el tránsito peatonal respecto a la situación de antaño, se delimitaron también los espacios de estacionamiento, quedando reubicados a partir de la isleta conformada a mitad de la calle Sol, donde el vial cuanta ya con el ancho suficiente para poder aparcar.