Está claro. Hacer la cama es un arte para el que no todos hemos nacido ¿verdad? Pues si hasta ahora pensabas que eso de lucir una cama digna de portada de revista sólo estaba al alcance de los más apañados, hoy paso por aquí para darte una alegría.

¡Se llevan las camas deshechas! Como lo oyes. Y como sé que no terminas de creértelo, te traigo unos cuantos ejemplos que por sí solos, se encargarán de convencerte de lo contrario. Anota estos tips para conseguir el efecto, ¡y no pierdas detalle que comenzamos!

Que no falten texturas distintas

Combinar diferentes tipos de tejido, te ayudará a dar forma y gracia a la cama por más deshecha que esté. Y es que proporcionarán un toque de profundidad e interés visual que será completamente independiente de cómo la dejes. Un tirón al nórdico y todos tus almohadones en fila, será cuanto necesites para lucir resultados de revista 😉

camas deshechas con percha

Conjuntos monocolor para un desorden controlado

El desorden cuando empleas un mismo color, lo parece un poco menos. Agrupar (o amontonar) tus cojines y almohadones de cualquier forma será una táctica intencionada que además de no robarte nada de tiempo, te permitirá lucir una imagen muy casual y desenfadada en tiempo récord y con unos resultados la mar de divertidos y sorprendentes.

camas deshechas blanco y beige

Fuente: Irrealidad (tumblr)

Los textiles con cuerpo jugarán a tu favor

Ya sabes que a la hora de hacer la cama, hay elementos que te lo ponen más o menos fácil. En este sentido, los textiles con mayor cuerpo se encargarán de disimular imperfecciones e irregularidades como ningún otro. Lo que hay debajo pasará a un segundo plano. Y claro, así lucir camas deshechas con ellos será pan comido. Sus voluminosos pliegues aportarán una profundidad e interés visual impresionante a tu cama al tiempo que la tienes a la última casi sin darte cuenta.

camas deshechas teja

Fuente: Alquimia Deco

Tejidos naturales ¡y presume de bellas arrugas!

Luchar contra la arruga es totalmente contraproducente si lo que quieres es subirte al carro de las camas deshechas. De hecho, tejidos como los más naturales pierden todo su encanto sin ellas. ¡Así que despreocúpate! Sus aparentes imperfecciones visuales serán las encargadas de aportar todo el encanto a tu “descuidada” cama 😉

camas deshechas gris

Fuente: Lair AD

El nórdico hará mucho por ti

Como hablábamos en puntos anteriores, el nórdico es de esas piezas que además de tener mucho peso visual, también cuenta con él en el terreno más físico. Así que hasta la cama más deshecha podrá ser disimulada con el simple hecho de tirar un nórdico sobre ella.

camas deshechas dormitorio luminoso

Fuente: Idealista

Busca el contraste con algún textil complementario

El toque más a la última o aparentemente estudiado del que puedes presumir en tiempo récord, pasa por tirar literalmente un plaid, cubrecama o mantita sobre tu cama al tiempo que juegas a contrastar con el color, estampado o simplemente con el tejido de este último elemento. Y como para muestra un botón, mira cómo lo han conseguido en el ejemplo que te muestro a continuación. ¿No te parece ideal?

camas deshechas nordico

Fuente: Jm Group

Camas deshechas y monocromía para no fallar

Aunque si apuestas por la estética más lineal, lo tendrás realmente fácil si lo que quieres es presumir de cama deshecha casi sin darte cuenta. Alinear las almohadas y darle un tirón al nórdico será todo cuanto necesites para tenerla a la última si la idea de tenerla de un sólo color es la que más se adapta a tus gustos y a ti.

camas deshechas blanco

Como ves, sumarte a la moda de las camas deshechas puede ser la mar de sencillo además de rápido, original ¡y súper divertido! Nunca estar a la última precisará de tan poco tiempo por tu parte. Así que ¿de verdad te vas a seguir perdiendo este efecto en tu dormitorio?

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.