El ‘Servicio de planificación, ordenación e inspección’ de la Dirección Provincial de Sanidad llevó a cabo durante el año pasado un total de 277 inspecciones de control sobre el correcto funcionamiento y la publicidad de productos y servicios que se ofrece en distintos centros y establecimientos relacionados con la salud en la provincia de Toledo, suponiendo un 70 por ciento más de inspecciones que en 2016, mientras durante el primer semestre de este año 2018 se llevaban ya ejecutadas un total de 123 inspecciones.

La directora provincial de Sanidad, María del Prado Carretero, destacó estos datos. Implican una mayor actividad realizada por los inspectores de las secciones de farmacia y de centros sanitarios. “Ha sido posible por la incorporación de un profesional más y la buena labor de todo el servicio”, dijo. Hay ntoables mejoras en la ejecución de los programas del ‘Plan Regional de Inspección de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios’, a través de los cuáles se busca mayor calidad y seguridad en la atención a los ciudadanos.

Dicho Plan regional de Inspección, que ordena y planifica el trabajo de los inspectores sanitarios en función de las prioridades y los posibles riesgos, tiene como objetivo asegurar el cumplimiento de la normativa y el mantenimiento de los requisitos técnicos-sanitarios en los diferentes centros, servicios y establecimientos relacionados con la salud.

Así, dentro de la programación sobre ‘Inspecciones de Centros’ se supervisa desde que la publicidad que realizan se ajusta a las actividades para las que han sido autorizados, como por ejemplo en centros con medicina estética o consultorios dentales, hasta el control en la prestación de sus servicios o la comprobación de que disponen de las preceptivas autorizaciones administrativas, así como que cuentan con los requisitos y las condiciones establecidas para desarrollar su trabajo, entre otras actuaciones.

Además, dentro de las acciones de ‘Inspección Farmacéutica’ se realiza una supervisión del funcionamiento de las oficinas de farmacia, de los laboratorios de análisis clínicos, de los servicios de farmacia hospitalaria o de establecimientos con autorización para dispensar productos veterinarios, asistencia farmacéutica en centros sociosanitarios, conservación, facturación de recetas y administración de medicamentos y productos sanitarios, así como otros controles.

Las inspecciones con mayor incidencia en la provincia

Entre toda la actividad llevada a cabo el año pasado desde el Servicio Provincial de Inspección, el programa sobre el que más controles se ejecutaron por parte de los inspectores de la ‘sección de centros sanitarios’ fue el referente a la publicidad que realizan estos  establecimientos sanitarios de la provincia de Toledo, verificando que se ajustaba a sus características, a la oferta asistencial y a las actividades para las que han sido autorizados.

En cuanto al trabajo realizado por los inspectores de la ‘sección farmacéutica’, el programa con el número más elevado de controles y con más incidencia en la provincia ha sido el de inspección de oficinas de farmacia, supervisando que todo lo concerniente a su funcionamiento se ajusta a las condiciones reglamentarias establecidas.

Luego están las inspecciones de control sobre medicamentos veterinarios, comprobando el funcionamiento en establecimientos autorizados para su dispensación. Se revisa la correcta prescripción, tenencia, transporte, aplicación y administración de medicamentos veterinarios por parte de los profesionales y acorde a los requisitos existentes.

Otro de los programas sobre el que también se ha hecho un especial hincapié en la provincia de Toledo es el de control de asistencia farmacéutica en Residencias de Mayores, verificando su funcionamiento desde la prescripción hasta la utilización de los medicamentos por parte de los usuarios.

La directora provincial de Sanidad incidía en que “la formación continuada de los inspectores y la estabilización del equipo inspector llevadas a cabo por el Gobierno regional ha permitido obtener estos buenos resultados de ejecución en el plan de inspección que se realiza en nuestra provincia” y añadía que “con esta actuación inspectora se contribuye a corregir posibles desviaciones y al descenso de situaciones irregulares”.