El grupo municipal del PSOE en Daimiel no comprende que el portavoz del equipo de Gobierno, “se cuelgue las medallas y presuma en redes sociales de la solución ahora aprobada, -que tiene como objetivo que no se puedan instalar granjas intensivas de cerdos en la localidad-cuando ya el Grupo Municipal Socialista se la dio hace dos años y medio y él y su grupo se negó a llevarla a cabo”.

El PSOE de Daimiel “No entendemos que el equipo de gobierno de Sierra se cuelgue medallas con una solución que nosotros ya le ofrecimos hace años” 1

Así lo explicó el portavoz de los socialistas de Daimiel, Ramón Galiana, mientras recordaba que en el Pleno extraordinario que solicitaron, ya se planteó la modificación puntual del Plan de Ordenación Municipal, “porque en mayo del 2019 ya éramos conscientes que era el único camino para frenar la implantación de macro granjas de cerdos en nuestra localidad y muchos de nuestros vecinos y vecinas se movilizaron para que esto no sucediera en aquella época”.

“El pleno se celebró, y tanto el equipo de gobierno del Partido Popular, como Izquierda Unida, expusieron sus motivos para no apoyar nuestra propuesta, precisamente la misma propuesta que ahora se lleva a pleno y por los tres grupos políticos se aprueba para su tramitación “subrayaba. “Pero por nuestra parte, bien está lo que bien acaba” matizaba Galiana.

Sobre la modificación de ordenanzas fiscales para 2022, Galiana señaló que, en la comisión de Hacienda, “este grupo municipal hizo algunas propuestas que fueron recogidas por el equipo de gobierno, pero también mostró su desacuerdo en otras”.

En ese sentido, destacaba el portavoz de los socialistas de Daimiel que, sobre la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa por ocupación de terrenos de uso público por mesas, sillas y terrazas, “no estábamos de acuerdo en suprimir el apartado 3 del artículo 5, ya que no sabemos cómo se va a comportar el virus Covid-19 en el futuro, y por lo tanto puede que la autoridad sanitaria tenga que volver a tomar medidas sobre aforos tanto al aire libre como en interior.
De la misma forma, se refería Galiana a la Ordenanza Fiscal T19 de Servicios Urbanos de la cual, “nos alegramos mucho de que el equipo de gobierno después del del estudio realizado por los servicios jurídicos la haya incluido en esta ordenanza, y se añada este párrafo en el artículo 2, hecho imponible”.

Por ello, “cualquier vecino que decida pintar o adecentar la fachada de su propiedad no tendrá que pagar ningún tipo ni de tasa ni de licencia”.

Galiana consideró que, desde el ayuntamiento, “se debe fomentar que, por nuestros vecinos, se mantengan las fachadas y, así, recuperar el encanto de una ciudad atractiva para el turismo, además, instamos a que el equipo de gobierno haga lo mismo con las fachadas de los edificios propiedad del ayuntamiento”.

En otro orden de cosas, indicaba el portavoz de los socialistas que “es necesario eliminar el precio de la entrada para los niños de o a cinco años tanto al Museo Comarcal como a la motilla del Azuer” y también, se refería a la tasa por recogida domiciliaria de basuras o residuos sólidos, la cual “consideramos que debería haberse congelado y no subido hasta que vengan tiempos mejores, ya que va al bolsillo de todos los ciudadanos”

Desde el PSOE plantean que, en vista de los números, “sería tratar de asumir en el presupuesto para el año 2022, estos 16.000 euros o, y si no fuera así, subir como mucho ese 2.75%, que es la subida de los costes reales para el próximo año”.

“También tenemos que tener en cuenta que, gracias a la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Daimiel recibe cantidades que van destinadas a gastos corrientes, de hecho, en estos días se le ha concedido una subvención nominativa para gastos corrientes por valor de 40.000 euros, que podrían ir destinados al desfase de este servicio”.

Finalmente, y en referencia a la suba de la tasa correspondiente a los servicios que presta la piscina climatizada “no creemos que haya que premiar a una empresa que, durante el tiempo de pandemia, ha permanecido cerrada, mientras veíamos cómo los gimnasios privados abrían sus puertas con todas las medidas sanitarias necesarias, y como usuarios de la piscina tenían que trasladarse a otras localidades para seguir con sus entrenamientos”.

A su vez, “no facilitaron la devolución de las cantidades ya pagadas, sino que las personas que solicitaron la devolución del dinero de los abonos lo tuvieron que hacer por mediación de la OMIC, y después de todo esto, añade Galiana, subimos los precios un 10% lineal en todos los servicios, sin mencionar los 63.000 euros de subvención presupuestados por tener abierto de septiembre a diciembre de este año”.

Por ello, “este grupo municipal no puede estar de acuerdo en la subida del 10 % ni con ninguna otra subida” concluía Galiana.