Provicario de Diócesis de Toledo Insta a Vigilar con Atención a las Monjas Tras el Caso de las Clarisas de Belorado

Provicario de Diócesis de Toledo pide estar "muy pendiente" de las monjas tras casos como el de las clarisas de Belorado

El provicario general de la Diócesis de Toledo, Raúl Muelas, ha expresado este viernes durante una rueda de prensa la importancia de la atención a las necesidades de las monjas en la Iglesia católica, en especial tras incidencias como la ocurrida en el convento de las clarisas de Belorado. Muelas ha recalcado que es fundamental no dejarlas solas.

En el acto donde se presentó la Asociación de Amigos de los Conventos de Toledo, Muelas afirmó que en los conventos prevalece una atmósfera de «mucha ternura y mucha inocencia», destacando también la inteligencia y valentía de estas mujeres consagradas.

Muelas reveló que sucesos como los de Belorado impulsan a la Iglesia católica a reflexionar sobre la asistencia que se les debe proveer a las monjas. Subrayó la iniciativa de la Asociación de Amigos de los Conventos de Toledo como un esfuerzo destacable para que los conventos tengan lazos con seglares de referencia, que acuden a visitar a las monjas sin ningún interés económico, y así prevenir que sean víctimas de timadores.

El provicario general también comentó cómo el arzobispo de Burgos, Mario Izeta, está haciendo esfuerzos continuos para comprender las razones detrás de la posible decisión de las clarisas de Belorado de abandonar la Iglesia católica y para verificar si existen presiones indebidas por parte de quienes ejercen autoridad en dicha comunidad religiosa.

Asimismo, Muelas informó que mensualmente se ve en la necesidad de enviar advertencias a los conventos de la Diócesis toledana sobre estafadores que contactan a las religiosas haciéndose pasar por autoridades eclesiásticas, solicitando transferencias de dinero. También expuso el caso de individuos que amenazan a las monjas con denunciarlas por problemas sanitarios supuestamente causados por dulces fabricados en los conventos, con el objetivo de extorsionarlas pidiendo sumas monetarias para desestimar las acusaciones.

La creciente preocupación por las prácticas engañosas y la manipulación hacia las comunidades religiosas femeninas pone en manifiesto la necesidad de una mayor vigilancia y soporte por parte de la Iglesia y la sociedad para garantizar su bienestar y seguridad.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio