El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha trasmitido este sábado a la ministra rumana de Fondos Europeos, Rovana Plumb, que la Unión Europea debe tener el objetivo “irrenunciable de mantener el 100% de los fondos de la política agraria común”. García-Page hacía estas declaraciones esta mañana en el marco de una reunión con la ministra Plumb y el alcalde de la ciudad rumana de Targoviste, Gabriel Florin Boriga, en un contexto en el que precisamente Rumanía ostenta este año la Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea.

García-Page ha recordado que en unos meses habrá elecciones europeas y Castilla-La Mancha quiere abordar este proceso “manteniendo el 100% de las ayudas a los agricultores y ganaderos ha dicho el jefe del Ejecutivo, al tiempo que se ha mostrado convencido de que tanto Rumanía como Francia y España “compartimos una misma visión y debemos hacer un trabajo cómplice para el mantenimiento íntegro de la PAC que se ve amenazada por el ‘Brexi’t y otros eventos internos en la sede de la Unión Europea”.

El presidente de Castilla-La Mancha, que se ha llevado a este respecto, la complicidad del Ejecutivo rumano, ha garantizado que “en España, siempre haremos una causa común entre Rumanía y España para que el concepto de cohesión de los fondos, no sean un elemento secundario en la Unión Europea, sino un elemento principal”.

El jefe del Ejecutivo regional ha invitado al Gobierno rumano a hacer una causa común ante el permanente intento de muchos otros países de acabar con la estrategia de cohesión que sería acabar “con el alma de Europa”. Así ha dicho que el objetivo final debe ser que Europa pase de ser un simple club a ser una auténtica sociedad, “una auténtica nación de naciones”.

En este contexto, ha ofrecido la colaboración del Gobierno de España y del autonómico en la gestión de fondos europeos “en los que podemos colaborar y contribuir conjuntamente, y también de manera muy especial en infraestructuras ya que tenemos muchas empresas de obra pública, de ingeniería civil e inmobiliaria”.

Rumanía asumió la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea el 1 de enero. Se trata de la primera ocasión que la presidencia es liderada por Rumanía desde que este país se integró en la UE en 2007. El objetivo del Ejecutivo rumano es que su presidencia se centre en el presupuesto a largo plazo europeo, en el Marco Financiero Plurianual (MFP), y en contribuir a una nueva visión para la Unión Europea después de la retirada prevista del Reino Unido en marzo.