Dentro de la agenda 2030 de los países, están los que se conocen como Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). El primero de estos objetivos es erradicar la pobreza. En España los datos revelan que todavía hay mucho camino por recorrer para alcanzarlo. Se desprende de los datos de la consultora española AIS Group, especialista en la generación de indicadores, acerca del riesgo de la pobreza infantil a través de los indicadores Habits Big Data.

Presentan el mapa de la pobreza infantil en Castilla-La Mancha 1

Según la información, la región con situación más preocupante es Extremadura, donde el 51% de los niños y niñas están en situación de riesgo de pobreza. De hecho, la tasa de Cáceres roza el 54% y es la más alta de España.

La situación es muy diferente en el norte peninsular. En las provincias septentrionales es donde la tasa de población infantil en riesgo de pobreza es más reducida, con Navarra a la cabeza con un 11%. Luego están Bizkaia (12,3%), Gipuzkoa (12,9%) y La Rioja (13,2%). Las demás ya empiezan a mostrar una tasa más elevada que el 17%. Como son Zaragoza (17,5%), Lleida (17,9%) y Asturias (18,1%). Más próximas al 20% están ya Barcelona (19,3%), Araba (19,3%) y Teruel (19,6%).

En Castilla-La Mancha hay una tasa de pobreza infantil del 37,3% y está ubicada en el sexto lugar entre las comunidades autónomas. Cuenca es la provincia con mayor ratio alcanzando un 39,9% y luego vienen Toledo con un 38,9%, Ciudad Real con un 37,7%, Albacete con un 35,6% y Guadalajara con un 32,1%.

Volviendo a las regiones con mayor tasa de población infantil en riesgo de pobreza, tras Extremadura es Andalucía la comunidad que presenta un peor resultado. El 40,6% de la población infantil está en riesgo de pobreza. De sus provincias la que ofrece una tasa más elevada es Almería, que con un 43,8% es la tercera más alta de toda España, sólo superada por Cáceres (54%) y Badajoz (50,7%).

El resto de provincias andaluzas están todas por encima del 40% y encabezan el ranking de las regiones con peor situación para la infancia en términos de riesgo de pobreza. Sólo Sevilla, con un 38,6%, escapa de esas primeras posiciones y se sitúa en la 15ª.

Además de las provincias extremeñas y andaluzas, entre las que presentan una tasa superior al 40% se cuenta también Las Palmas (Canarias), concretamente con un 40,9% de niños residiendo en hogares en riesgo de pobreza.

Estos porcentajes son bastante más altos de lo que es la media española que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, se sitúa en el 28,1% para los menores de 16 años.

Agustí Amorós, director de desarrollo de negocio de AIS Group, destacó que una vez más la frontera norte-sur es más que evidente en la población española y los datos de riesgo de pobreza infantil son una consecuencia de la suma de muchos otros factores como la desigualdad en el nivel de renta o el nivel de desempleo. Lo cierto es que la pobreza y el riesgo de caer en ella es algo frente a lo que hay que tomarmuchas medidas. “Desde AIS Group queremos sumarnos a la consecución de su erradicación como exigen los ODS marcados por la ONU en la Agenda 2030”, comenta Amorós. “Disponemos de 1.790 indicadores desagregados hasta nivel de sección censal, código postal y municipio para contribuir a medir la evolución en la consecución de los ODS y ayudar a implementar políticas socioeconómicas para alcanzar estos objetivos”, concluye.

¿Qué son los indicadores Habits?

Habits Big Data marca una amplia segmentación de familias españolas en tipologías a partir de sus rasgos sociodemográficos y económicos. Permite conocer la presencia y perfil del gasto de cada tipología de hogar en las microzonas. De esta forma, no solamente define tipos de familia, sino que las ubica geográficamente, de manera que se puede saber la densidad de cada tipología en las diferentes zonas.

Además de la información relacionada con los perfiles de consumo, ingresos y ´tipologías familiares, Habits dispone de información demográfica como tasa de paro total y por tramo de edad en las distintas áreas. Indicadores económicos, información catastral y datos relacionados con la vivienda (como el precio por m2 en la zona y el precio de venta y/o alquiler de todos los inmuebles), información sobre el parque móvil e incluso detalles de climatología. Otros indicadores que también son facilitados incluyen el Riesgo de Pobreza e Índice de Capacidad Económica.

El objetivo principal de Habits es dotar a las compañías de un profundo conocimiento del cliente (real y potencial), para que puedan tomar las decisiones más acertadas para el negocio y emprender así acciones de marketing, de distribución y de expansión más efectivas y rentables.

También el sector público es beneficiario de los indicadores Habits, pues el conocimiento que aportan sobre las familias es una fuente muy interesante para mejorar el servicio de las administraciones a los ciudadanos a través de actuaciones municipales más eficaces.