Los esquiadores del más alto nivel de esquí náutico apuran ya las últimas horas de entrenamiento en el Centro de Waterski y Wakeboard de Seseña, considerado uno de los cinco mejores de todo el mundo. Todo a punto para dar el pistoletazo de salida a una de las citas más destacadas del panorama internacional en esta modalidad deportiva. Entre los participantes, estará el actual récord mundial, Nate Smith y, según palabras de Iván Morros, campeón del “Big Dawg 2017” en Seseña: “todo apunta a que vamos a vivir un momento histórico para el deporte porque las condiciones del agua son excelentes, el clima está inmejorable para el desarrollo de estas pruebas y vienen los mejores esquiadores del mundo. Todo hace presagiar que aquí pueda batirse un nuevo record mundial ya que, además, contaremos con el actual campeón del mundo en modalidad de slalom, Nate Smith, que nunca ha competido en España y viene con mucha sed de victoria y de superar sus propias marcas”.

El evento se compone de dos grandes competiciones: Por un lado se va a disputar el el “ProAm” en el que los 20 mejores esquiadores del ranking internacional, van a competir por mejorar sus marcas para seguir escalando posiciones y conseguir ser campeón del mundo. Además, de manera paralela, también se va a desarrollar una de las pruebas que conforman el circuito mundial de la empresa de barcos Nautique designado como “Big Dawg World”. Se trata de un tour que, de manera anual, realiza cuatro pruebas alrededor del mundo y, en los últimos cinco años, ha escogido a Seseña como una de las paradas fijas para este torneo en el que competirán los mejores esquiadores mayores de 35 años.

Las preliminares comienzan este mismo viernes desde primera hora de la mañana.  Ese día, los 8 esquiadores que mejores marcas obtengan en la “ProAm” pasarán a la segunda ronda que tendrá lugar el sábado. Lo mismo sucederá con los participantes del “Big Dawg” aunque, en este caso, serán 16 los que compitan entre sí para obtener la mayor puntuación posible y llegar así a la final del domingo.