Desde el Hospital Nacional de Parapléjicos nos recuerdan que hay que tener precaución con las zambullidas, tirarse al agua de cualquier manera puede acabar muy mal.

Una campaña del hospital toledano nos lo recuerda para evitar lesiones medulares.