Poyatos: Su Iglesia Figura en la Lista de Hispania Nostra como Patrimonio en Riesgo de Extinción

La iglesia de Poyatos, incluida entre los bienes en riesgo de desaparición por Hispania Nostra

La organización Hispania Nostra, en su constante esfuerzo por preservar el patrimonio cultural y natural de España, ha tomado una decisión de peso para la pequeña localidad de Poyatos, en Cuenca. La iglesia de este municipio serrano ha sido incorporada a su lista de elementos patrimoniales en riesgo de desaparición, un llamado urgente a la acción para evitar que parte de la historia del país se pierda ante el paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

Fundada en 1976, Hispania Nostra se ha destacado por ser una asociación sin ánimo de lucro de utilidad pública comprometida con el desarrollo social y económico a través de la salvaguarda del patrimonio. La inclusión de la iglesia de Poyatos en la lista Roja del patrimonio responde a una solicitud realizada hace un año por el erudito local Enrique Arias Rojo, conocido por sus publicaciones sobre la historia del municipio y una biografía del obispo Miguel Muñoz, una de las figuras más destacadas de la localidad.

Tras un meticuloso análisis por parte de su comité científico, Hispania Nostra ha entendido que es imperativo alertar sobre el deterioro de la iglesia y promover su restauración. Esta iglesia, que en sus orígenes fue un templo románico típico de la época de la repoblación tras la Reconquista, sufrió transformaciones significativas en el siglo XVI bajo la égida de Miguel Muñoz, quien promovió su reedificación siguiendo estilos gótico tardío y renacentista. Más adelante, en el siglo XVIII, la iglesia fue objeto de nuevas reformas que le añadieron elementos barrocos. Desafortunadamente, también fue expoliada durante la Guerra Civil española, lo que ha contribuido a su actual estado de vulnerabilidad.

La acción de Hispania Nostra al colocar a la iglesia de Santa María Magdalena en su listado busca no solo detener la degradación del edificio, sino también realzar la importancia cultural y patrimonial que la iglesia representa. Además, se quiere instar a las autoridades públicas a que asuman un rol activo en la protección y restauración de este valor histórico.

Este movimiento, originado por la preocupación de Enrique Arias Rojo, demuestra el poder y la relevancia de la participación ciudadana en la defensa del patrimonio cultural. A través de sus gestiones, Arias Rojo ha logrado colocar en la agenda pública la necesidad de preservar un lugar que no solo representa la memoria de un municipio, sino también un legado invaluable para las futuras generaciones. Con la mirada puesta en lo que este patrimonio simboliza, la campaña ahora busca la colaboración de diferentes instituciones para garantizar que la riqueza cultural de Poyatos sea reconocida y protegida como se merece.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×