El Ayuntamiento de Poblete, la dirección del Colegio Público “La Alameda” y la Asociación de Madres y Padres de este centro celebraron ayer una reunión de puesta en común de las medidas que se van a poner en marcha para garantizar una vuelta al cole segura, reunión con la que se culmina el trabajo y los contactos que se han mantenido durante todo el verano para planificar el inicio de curso.

A la reunión asistió, además del alcalde de Poblete, Luis Alberto Lara, el delegado de Educación, José Caro, quien quiso conocer de primera mano cómo se ha coordinado la comunidad educativa de esta localidad y cuáles son las acciones que se van a llevar a cabo.

Durante la reunión, el alcalde manifestó que la vuelta a las aulas es una cuestión que ha preocupado al Ayuntamiento durante todo el verano y por eso en estos meses se han mantenido contactos tanto con el Colegio como con el AMPA con el fin de planificar el inicio del curso. Fruto de estos contactos y para intentar minimizar al máximo el riesgo de contagios entre la comunidad escolar, el Consistorio ha adquirido dos termodetectores y va a implantar otras medidas relacionadas con la limpieza y la higiene.

Así, los termodetectores que ha adquirido el Ayuntamiento se van a instalar en las entradas del colegio para tomar la temperatura tanto al alumnado como a los docentes y al resto del personal antes de que accedan al centro. Estos detectores térmicos, que son muy precisos, están dotados de reconocimiento facial (incluso con mascarilla) y permiten guardar un historial de cada alumno.

Además, se reforzará la limpieza en el centro durante el horario escolar mediante la contratación de una persona dedicada a limpiar aseos, pomos, zonas de paso, etc., y se está formando al personal en desinfección con protocolo Covid-19. Igualmente, se van a proporcionar dosificadores de gel automáticos para que se repartan por todo el colegio de forma que la higiene de manos sea constante, así como alfombrillas desinfectantes de zapatos y señalética que ayude a mantener la distancia social.

“En el Ayuntamiento estamos a disposición del Colegio para todo lo que se necesite para organizar la actividad escolar y más en estas circunstancias. Nuestra preocupación ha sido constante y por eso hemos mantenido contacto durante todo el verano, no solo con la dirección del centro, sino también con los padres y madres. Entendemos que hay mucha intranquilidad entre la comunidad escolar, pero estamos tomando todas las medidas posibles. Son medidas adicionales a las que va a poner en marcha la Consejería de Educación y en algunos casos las refuerzan. El objetivo es intentar que haya la máxima seguridad posible y que el riesgo de contagio sea mínimo tanto en el colegio como en el resto de espacios públicos, por esto también estamos trabajando en protocolos de prevención y seguridad ante la Covid-19 en una estrategia más amplia”, ha asegurado el alcalde.

Para la puesta en marcha de estas acciones, que se complementarán con otras relativas a la organización del centro como son los que alumnos y alumnas entren por dos entradas distintas para facilitar la distancia entre ellos, el Ayuntamiento va a destinar de forma inicial más de 20.000 euros.