piscinas municipales de viso del marques

Ayer 31 de agosto, las piscinas municipales de Viso del Marqués en Ciudad Real, cerraron temporada. La que aunque ha estado marcada por la presencia del covid-19 ha tenido resultados muy positivos.

Cierran temporada  piscinas municipales Viso del Marqués

piscinas municipales de viso del marques
Tal como ha explicado Alfonso Lozano, concejal responsable del área de deportes del consistorio viseño, “Han sido más de 5.000 las citas previas que se han generado para este servicio desde su apertura el pasado 9 de julio, citas marcadas por un estricto protocolo de seguridad y vigilancia en la lucha frente al coronavirus”.

El alcalde José Calzada, ha valorado que “la decisión no fue nada fácil, el convivir con el virus nos hace continuamente improvisar e implantar medidas adicionales para luchar contra él y que la población se sienta segura”

Piscinas municipales funcionaron con aforo limitado a 150 personas

Entre las medidas implantadas estos cerca de dos meses destacar “aforo limitado a 150 personas, toma de temperatura, distanciamiento físico, creación de parcelas con la separación correspondiente en todo el césped, vigilancia en el vaso, duchas homologadas, refuerzos en porteros y socorristas, personal de limpieza y desinfección, alfombras, mamparas, carteles por todo el recinto…”, comenta el concejal.

Así mismo Lozano aprovecha para “felicitar a todo el personal de la misma y agradecer el gran trabajo realizado para que todo haya sido un éxito, ya que esto, unido al comportamiento ejemplar de la gran mayoría de usuarios que han respetado las medidas y protocolos impuestos, nos hace sentirnos muy orgullosos ya que la idea principal era la de garantizar la salud de todos”.

Piscinas municipales se ubican en el paraje del Valle de los Perales

Cabe recordar que la inmensa mayoría de las piscinas municipales de la provincia han optado por el cierre esta temporada, pero la localidad viseña apostó fuerte por ofrecer este servicio a sus vecinos y, a los muchos emigrantes, que han decidido volver y pasar sus vacaciones en el pueblo que les vio nacer, aunque, en las piscinas ubicadas en el paraje del Valle de los Perales, no se vio conveniente abrir por la masificación que podría causar su apertura en los merenderos.