La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha participado esta mañana en el acto de homenaje que la Universidad de Castilla-La Mancha ha rendido a Alfredo Pérez Rubalcaba, quien dio clase en el Colegio Universitario de Ciudad Real, y como ministro contribuyó a la fundación de la Universidad Regional, e inauguró algunas de las actuales instalaciones, como la Facultad de Químicas.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha participado esta mañana en el acto de homenaje que la Universidad de Castilla-La Mancha ha rendido a Alfredo Pérez Rubalcaba, quien dio clase en el Colegio Universitario de Ciudad Real, y como ministro contribuyó a la fundación de la Universidad Regional, e inauguró algunas de las actuales instalaciones, como la Facultad de Químicas.

Junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; del rector de la UCLM, Miguel ángel Collado, del secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, y a la viuda de Pérez Rubalcaba, Pilar Goya, se ha descubierto una placa en el Aula Magna de Servicios Generales, que desde ahora pasará a denominarse “Aula Alfredo Pérez-Rubalcaba” 

Pilar Zamora recordaba que la Universidad de Castilla-La Mancha ha sido la responsable de que personas como ella “nos pudiéramos formar en unas condiciones magnificas, y si soy algo se lo debo a la UCLM, por lo que un honor para Ciudad Real” y mostraba personalmente su agradecimiento al trabajo realizado por Pérez Rubalcaba y otras personas para que fuera posible. 

La alcaldesa reconocía que tuvo contacto con Pérez Rubalcaba en dos oportunidades. La primera en un curso de comunicación para portavoces, donde les pusieron un vídeo en las que aparecían políticos discursos de persona que sabían transmitir y el primero fue Alfredo, “y me di cuenta de que se comunica con los ojos, se comunica con la expresión, con la sonrisa y con la exactitud de lo que se cuenta. Y Alfredo era un discurso completo. Era enumerar resumir y hacer un cierre que muchas veces los políticos no saben hacer. Y el lo hacía todo completo”. 

Después tuvo la oportunidad de conocerlo en Toledo, admitía que compartió con el un momento inolvidable “pequeño pero intenso”. “Yo he aprendido de grandes políticos, y he aprendido mucho de Alfredo. Lo más importante es la vocación de servicio público. Donde se le ha llamado estaba. Siempre ha estado sirviendo a España, a su país, y sirviendo también a la Universidad de Castilla-La Mancha y a la Universidad en general. No he sido alumna suya en la Universidad, pero ha sido una alumna suya y una admiradora como política”. 

Zamora reconocía Pérez Rubalcaba fue “un gran político y ha sido magnifico que se ha haga este reconocimiento por parte de la Universidad de Castilla-La Mancha. Es de bien nacidos ser agradecidos, y la universidad está muy agradecida a Alfredo Pérez Rubalcaba, un gran hombre, un gran político, un gran amigo”. 

La viuda de Alfredo, Pilar Goya, afirmaba Pérez Rubalcaba “creía en este proyecto de la Universidad de Castilla-La Mancha y el tiempo le ha dado la razón. Alfredo tuvo muchas responsabilidades en la acción de gobierno pero nunca olvido su vocación de la enseñanza y la educación”. Por eso reconocía que él se sentía orgulloso de que miles de personas han podido formarse en esta universidad. “Pensar que has contribuido a eso es muy gratificante”.