Page muestra su "optimismo sereno" por la inercia de C-LM pero rechaza "excesos de confianza" por la "amenaza política"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mostrado su «optimismo sereno» por la buena marcha económica de la Comunidad Autónoma, si bien ha advertido que ahora «la principal amenaza de la región» es «estrictamente política».

Durante un desayuno informativo organizado por Encastillalamancha.es, el presidente autonómico ha indicado, aunque sin citar expresamente a Vox, que en la Comunidad Autónoma las previsiones electorales son optimistas para su partido, pero ha pedido no caer en «excesos de confianza».

Las elecciones, ha dicho, «pueden terminar siempre siendo muy caprichosas», y aunque hay alcaldes del PSOE que «van a ganar de calle», no deja de lado «la amenaza» real de que, aún ganando elecciones, otras sumas pueden dar la vuelta también a gobiernos municipales.

Ha recordado tiempos pretéritos cuando Sánchez Garrido perdió la Alcaldía de Toledo cuando nadie lo esperaba para insistir en su petición de no caer en «excesos de confianza» a su partido.

Con todo, ha pedido también «desconfiar» de aquellos que dicen no ser «ni de izquierdas ni de derechas» o de los que dicen que «todos los políticos son iguales», ha augurado.

Tirando de símil ciclista, ha dicho que siempre le ha gustado el premio a la regularidad de las grandes vueltas para defender la buena marcha de la región. «Un buen premio, el de la normalidad, el de la estabilidad. Hoy, en España, tener esa camiseta es el mejor premio posible», ha considerado.

40 AÑOS DE «ORGULLO»

Según ha dicho, la región «tiene mucho orgullo y la misma legitimidad que cualquiera», una comunidad autónoma «planificada al amparo de la Constitución» haciendo un esfuerzo «sin un sentimiento previo» que hubiera «allanado» muchos argumentos.

El sentimiento por esta región, ha dicho, «se ha creado desde arriba» con instituciones entrando en «una dinámica» de creación de identidad colectiva que, además, aquí «también se siente por España y por Europa».

Ahora, el 40 aniversario de la aprobación del Estatuto debe de servir según García-Page para ordenar estos sentimientos, ya que «en el fondo», todo el tejido asociativo e institucional vigente en la Comunidad Autónoma beben de esta organización.

También la creación de la región tal y como se conoce sirve para dar garantías al Tercer Sector, según García-Page, quien ha apuntado que ya se está trabajando desde su Gobierno para poder garantizar «un colchón de base» para todas las entidades que se dedican a la labor social.

SERENIDAD Y FUERZA

García-Page ha mostrado su «enorme serenidad y fuerza» en el contexto actual toda vez que ya tiene sus aspiraciones «colmadas» y está «a gusto» consigo mismo.

Eso sí, ha dejado claro que no le falta «ilusión», a lo que ha sumado que se pasa el día «hablando con gente», con multitud de colectivos.

En un país marcado por «el barullo de la M-30», él encuentra en Castilla-La Mancha «la realidad de la gente», y aunque ha precisado que no hay que dar por hecho que todo esté bien, ha defendido que «cuando uno conoce esa realidad, hay muchas más cosas por las que presumir que con las que atacar».

En España «no hay un propósito social para distinguir problemas, para ordenarlos, ni para poner en valor las cosas buenas», ya que incluso «cuesta mucho hasta celebrar las cosas buenas».

Noticias buenas como creación de empresas y de empleo que hacen que, por ejemplo, Castilla-La Mancha presente algunas zonas con «‘overbooking’ en cuanto a la instalación de nuevas sociedades».

Eso hace que en la región hay un «optimismo sereno» de cara al futuro, ya que, según su argumento, hay cada vez «más garantías» de que los propósitos de región «van a salir».

– patrocinadores –

prime day 2022

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba