Daimiel (Ciudad Real), 1 de octubre de 2017.- La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha indicado que “es de justicia homenajear a quienes tantos esfuerzos han dedicado para dejarnos a los más jóvenes un mundo mejor y una sociedad más justa”, pero también por ser los artífices de que Castilla-La Mancha haya vivido sus mejores años de desarrollo social y económico”.
 
Unas declaraciones con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores que coincide con el 20 aniversario del Centro de Mayores de Daimiel, acto en el que Olmedo ha asegurado que “las personas mayores desempeñan un papel fundamental en la estabilidad de la familia como primera institución social”, además de reconocer su papel activo en el tejido asociativo y su gran contribución al desarrollo humano y económico de la provincia y de la región.
 
Debido en parte a esa “deuda impagable”, Olmedo ha asegurado que “el Gobierno que preside Emiliano García-Page apuesta por las personas mayores porque son un valor para toda la Comunidad, y “buena prueba de ellos son los 279,8 millones de euros que recogen los Presupuestos del presente año para atender a este colectivo, un 10,8 por ciento más que en 2015.
 
Una inversión que permitirá, entre otras cuestiones, desarrollar un Marco de Envejecimiento Activo dirigido a mejorar de forma saludable su calidad de vida a través de programas de termalismo, de actuaciones en los centros de mayores, del ofrecimiento de todas las prestaciones que puedan necesitar tanto en su domicilio como en centros residenciales a través del sistema de dependencia, de una red pública de viviendas de mayores que es la más extensa de España en relación a su población, de multiplicar por tres el número de estancias temporales en residencias o de incrementar considerablemente tanto el presupuesto como los beneficiarios de la ayuda a domicilio y la teleasistencia.
 
De este modo, la delegada provincial de la Junta de Comunidades en Ciudad Real ha garantizado que “el Gobierno del presidente García-Page seguirá trabajando en la recuperación de servicios y derechos perdidos” para las personas mayores consciente de que “no fueron los causantes de la crisis y, sin embargo, sí han sido los que más la han sufrido”.
 
Pero es, además, Olmedo ha apuntado que “si los más jóvenes representan el futuro, los mayores representan toda una vida de experiencia, capacidad y cariño de la que no podemos prescindir, ya que es un inmenso tesoro poder contar con las vivencias y recuerdos de quienes han protagonizado el mayor cambio que ha experimentado nuestra región en toda su historia”.
 
Dignidad tras una vida de esfuerzo y sacrificio
Ahondado en este mensaje, la representante del Ejecutivo regional ha manifestado que “lo mínimo que una sociedad avanzada y solidaria puede hacer por aquellos que le preceden es garantizarles la tranquilidad, la dignidad y la posición social que se han ganado por derecho propio a lo largo de una vida de esfuerzo y sacrificio, y esto es exactamente lo que está haciendo el presidente García-Page con las 375.000 personas mayores que hay en la región, 98.613 de ellas en la provincia de Ciudad Real”.
 
En este sentido, Olmedo ha abogado por “celebrar este día trabajando para posibilitar que las personas de edad alcancen su pleno potencial, al tiempo que cumplimos nuestra promesa de construir una vida de dignidad y derechos humanos”, en este caso compartiendo una jornada de celebración con todos los que a lo largo de estos veinte años de trayectoria han tenido algo que ver con el devenir de este Centro de Mayores de Daimiel.
 
Recordar por último que el acto ha contado también con la presencia del alcalde daimieleño, Leopoldo Sierra, la directora del Centro de Mayores de la localidad, Prado Pérez de Madrid, la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, así como diferentes personalidades, autoridades, residentes, familiares y amigos que han formado parte estos veinte años de vida del Centro de Mayores de Daimiel.