El Servicio de Farmacia Hospitalaria del  Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha implementado el proyecto denominado ‘Dale color a tus medicamentos peligrosos’, destinado a minimizar las consecuencias del uso o manipulación de este tipo de medicamentos.

El proyecto se viene desarrollando en colaboración con la Sociedad Castellano Manchega de Farmacia Hospitalaria y funcionta también en el Hospital General La Mancha Centro, en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

La propuesta es una solución sencilla para más del 95% de los medicamentos peligrosos, y además evita la isoapariencia: similitud en el nombre, acondicionamiento o etiquetado de medicamentos diferentes.

Según ha dicho el responsable de Farmacia del Hospital de Parapléjicos, David García Marco, “la manipulación de medicamentos peligrosos no se realiza en algunos casos de forma adecuada, y por eso era necesario actuar de forma rápida y fácil contando con los sistemas informáticos como aliados”.

Al igual que las sustancias químicas peligrosas vienen señalizados a fin de evitar o prevenir riesgos en su manipulación, ha argumentado David García, el proyecto ‘Dale color a tus medicamentos peligrosos’ identifica los fármacos con símbolos específicos para evitar errores y problemas con su manipulación.

Sistemas de señalización

A fines de 2016 se publicó un listado de medicamentos que incide sobre 319 principios activos que se comercializan en España, divididos en tres grupos, considerados peligrosos, y que afectan al 10% de los medicamentos comercializados.

Los medicamentos vendrán identificados con imágenes y en su descripción estarán las siglas ‘MP’, permitiendo que enfermeras y médicos detecten rápidamente si están ante un medicamento con peligro de manipulación.

Desde septiembre del año pasado, se han etiquetado los medicamentos, las estanterías y cajetines con ‘MP’ de los grupos de riesgo más importantes. Además se incorpora en su etiquetado una mano abierta dentro de una señal triangular que indica peligro.

Para los medicamentos de los grupos 1 y 2, se sumaría una señal de peligro indeterminado,  como las de tráfico, y por último, para los medicamentos del grupo 3, que presentan riesgo para el proceso reproductivo del personal, se ha añadido la imagen de una señal de peligro con una embarazada.

Este sistema, ya implantado de manera pionera sin apenas coste material en el Hospital Nacional de Parapléjicos y en el Mancha Centro de Alcázar de San Juan, en colaboración con la Sociedad Castellano-Manchega de Farmacia Hospitalaria, comenzará a extenderse en breve a otros hospitales.

El proyecto se completa con un video, elaborado por el Servicio de Farmacia  y  la Unidad de Comunicación, que puede consultarse en el canal de YouTube, en la página del hospital y ya se empieza a divulgar en redes sociales.

Guía de Actuación

El SESCAM ha presentado recientemente su Guía de Actuación Frente al Riesgo de Exposición a los Medicamentos Peligrosos para los trabajadores del sistema sanitario público de Castilla-La Mancha.

La elaboración de este documento ha permitido situar al sistema sanitario público regional a la cabeza de la regulación en materia preventiva a este respecto, ya que estamos entre los primeros del Sistema Nacional de Salud que aprueban un instrumento de ordenación similar para avanzar en la obtención de los mayores estándares de protección de la salud del conjunto de profesionales del sistema.

En la guía se ponen de manifiesto los conocimientos científicos actuales y el objetivo es establecer un método y pautas comunes para todas las actuaciones relacionadas con los medicamentos peligrosos en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Así, se incluye desde la identificación de los factores de riesgo y el personal expuesto a dichos medicamentos, a los procedimientos de actuación respecto a los mismos, dentro y fuera del Servicio de Farmacia.

Igualmente, aborda su manejo desde la recepción y almacenaje, hasta la preparación, manipulación y administración de los medicamentos peligrosos en los diferentes centros o unidades asistenciales, o la gestión de residuos relacionados con la atención a los pacientes que precisan estos medicamentos en sus tratamientos.