bodega experimental escuela ingenieros agronomos cr

Esta mañana se inauguró la nueva bodega experimental de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Ciudad Real. A dicha inauguración ha asistido, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, quien ha puesto en valor la importancia de nuestra tierra en la producción de vino, así como la necesidad de seguir avanzando en la calidad de nuestros caldos, gracias a la tecnología y al conocimiento.

Nueva bodega experimental de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Ciudad Real

bodega experimental escuela ingenieros agronomos cr

En este sentido, Caballero definía esta iniciativa como un elemento fundamental en la apuesta por la estrategia que persiguen las administraciones para ofrecer un impulso a la calidad y al sector agroalimentario, felicitando expresamente a la Universidad por este proyecto tan “interesante, inteligente e ingenioso”.

Con la puesta en marcha de esta bodega, señalaba, se da un paso trascendente, que más allá de lo estrictamente docente. “La Universidad es una fábrica de talento, un talento que debemos de aplicar al mundo de la agricultura y del vino, y los logros que aquí se consigan van a tener directamente una traslación al mundo profesional de nuestras bodegas, de nuestros vinos”.

El presidente de la institución provincial se mostraba así convencido del importante impacto que la bodega va a tener en el mercado “un impacto muy directo y muy determinante en el aumento de ventas como consecuencia del aumento de la calidad del vino que producimos”.

Una calidad, subrayaba Caballero, que va desde el origen, en el cuidado del campo y las viñas, pasando por la elaboración a cargo de los mejores profesionales hasta la comercialización con ferias como Fenavin, que a punto de finalizar el periodo de inscripción para la celebración de la edición de 2022 ya ha superado todas las expectativas, destacaba.

La bodega experimental

La bodega reúne un doble propósito, docente e investigador, destacaba el rector de la UCLM, Julián Garde. Una bodega, señalaba, diseñada para hacer ensayos y experimentos de diferente naturaleza.

Ideada por el arquitecto Eusebio García Coronado en un espacio de 400 metros cuadrados, cuenta con unas instalaciones únicas en la Universidad de Castilla-La Mancha, adaptadas a la demanda.

La bodega está construida en dos niveles y acoge un lagar y un laboratorio. En conjunto, cuenta con un equipamiento avanzado de última generación que permite seguir el proceso completo de transformación de la uva a vino, desde su recepción hasta el embotellado.

Se trata de unas instalaciones que permitirá a los alumnos conocer de primera mano todo el proceso de elaboración del vino desde que entra la uva hasta su embotellado final, experimentando con fermentaciones de vinos, blancos y tintos, y desarrollar prácticas de uso intensivo tanto para la docencia como para la investigación.