Castilla-La Mancha se ha mostrado hoy favorable a regular a nivel nacional el teletrabajo en el ámbito de la Administración pública, permitiendo que se adapte a las necesidades de cada comunidad autónoma y teniendo en cuenta que siempre debe repercutir en beneficio de la ciudadanía.

Así lo ha trasladado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, en el trascurso de la Conferencia Sectorial de Administración Pública, que ha presidido esta mañana la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

En esta Conferencia Sectorial, que ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo de todas las víctimas de la pandemia provocada por el coronavirus, Darias ha comunicado a los consejeros autonómicos del ramo la propuesta de crear un grupo de trabajo en el seno de la Comisión de Coordinación del Empleo Público, en el que abordar la problemática de la temporalidad en el empleo público y la regulación básica del teletrabajo en las administraciones públicas.

Ruiz Molina, que ha estado acompañado por el director general de Función Pública, José Narváez, ha manifestado durante su intervención estar totalmente de acuerdo en esta propuesta ministerial, al tiempo que ha subrayado que en lo referente al teletrabajo no se trata únicamente de una cuestión de medios técnicos, dado que la organización del mismo es fundamental.

Tras reconocer el enorme trabajo que el personal empleado público de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha viene desarrollando durante los meses en los que se prolonga esta pandemia, el consejero de Hacienda y Administraciones Publicas ha apostado por fomentar la administración digital y la homogeneidad en los procesos para que haya una mayor interoperatividad de las administraciones públicas.

Por otra parte, Ruiz Molina también ha aprovechado la celebración de este foro entre el Gobierno de España y el conjunto de comunidades autónomas para abogar por que se aumente el periodo de la tasa de estabilización y, especialmente, que se otorgue a las regiones un mayor margen de maniobra en relación con las tasas de reposición.

En este sentido, Ruiz Molina ha destacado, tal como ya hizo en la reunión bilateral que hace un par de semanas mantuvo con la ministra de Política Territorial y Función Pública, que la flexibilización de estas tasas permitiría a cada Comunidad Autónoma diseñar ofertas de empleo público ajustadas a sus necesidades, en vez de a la cifra fijada por el Estado.

El titular de Hacienda y Administraciones Publicas también ha defendido en este encuentro que haya una mayor participación de las Comunidades Autónomas en aquellas decisiones que adopta la Administración del Estado con los sindicatos de la función pública, ya que también afectan a las regiones.

Otro de los asuntos abordados en esta reunión telemática ha sido la igualdad en el ámbito de la función pública, un aspecto sobre el que Ruiz Molina ha indicado que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está ya trabajando de forma importante en la elaboración de su segundo plan de igualdad.

Finalmente, desde Castilla-La Mancha se ha mostrado la coincidencia con los principales objetivos para la administración pública que ha trasladado la ministra de Política Territorial y Función Pública, entre los que se encuentran apostar por una administración digital, innovadora, abierta e inclusiva; favorecer el relevo generacional de las plantillas; fomentar la igualdad de oportunidades y la conciliación en la función pública e impulsar una administración sostenible, en línea con los objetivos de la Agenda 2030.