Mujer en Palma arrestada después de que su hijo sufriera una caída desde un segundo piso

Otras noticias que te pueden interesar:

[speaker]

En un lamentable giro de los acontecimientos en Palma, una mujer fue detenida por la Policía Nacional bajo la acusación de abandono de menor y lesiones por imprudencia grave, trágicamente vinculado al accidente de su propio hijo. El menor, víctima de una caída desde un segundo piso el pasado 18 de mayo, sufrió graves lesiones aunque, afortunadamente, su vida no corre peligro tras ser ingresado en un centro hospitalario con fracturas múltiples.

El desafortunado suceso tuvo lugar aproximadamente a las 15:35 horas, cuando el niño, en un momento de descuido, salió de su habitación y logró acercarse a una ventana del salón. Fue entonces cuando, al intentar escalar un sofá que estaba temporalmente situado de importante manera cerca de la ventana y cuyo asiento se encontraba desmontado para secar, el menor se precipitó al vacío. El fuerte impacto resultó en fracturas de fémur y varios huesos de la cara.

En el momento del trágico accidente, sólamente se encontraban en la vivienda la madre del niño y su hermana mayor, quien había sido dejada a cargo del desafortunado niño. Esta circunstancia ha dado pie a serios interrogantes sobre la supervisión de los menores en el hogar y la dinámica familiar que condujo a este incidente.

Tras el suceso, la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional asumió la investigación para aclarar los hechos y determinar las posibles responsabilidades de la progenitora. Las indagaciones revelaron que el menor solía jugar cerca de la ventana desde donde se cayó y que, en ocasiones anteriores, había sido dejado bajo el cuidado de su hermana, lo que apunta a un probable descuido por parte de la madre. Igualmente, se supo que el niño había requerido asistencia médica en ocasiones previas debido a caídas.

Concluida la investigación, y después de tener en cuenta todas las evidencias y testimonios, las autoridades procedieron el pasado jueves a la detención de la madre, acusándola formalmente por los delitos de abandono de menor y lesiones por imprudencia grave. Tanto el juzgado de guardia como la fiscalía han sido informados sobre el caso, abriendo así el camino para el proceso judicial que determinará el futuro de la involucrada y, lo más importante, el bienestar y la custodia del menor afectado.

Este lamentable incidente pone de manifiesto la imperiosa necesidad de una vigilancia constante y adecuada hacia los menores dentro del entorno familiar, especialmente en situaciones donde el riesgo de accidentes domésticos se ve magnificado por descuidos evitables. A medida que avanza el procedimiento judicial, la comunidad espera justicia para el niño afectado y una reflexión profunda sobre las medidas de seguridad y atención que deben prevalecer en cada hogar.

Noticias relacionadas

Scroll al inicio