La Fundación Libertatem ofreció, el pasado sábado en la Casa de Medrano de Argamasilla de Alba, una charla sobre ‘La soledad no deseada’, dentro del denominado Proyecto “Hilo rojo” en el que está trabajando la fundación.

La concejala de Servicios Sociales, Cristina Carretón, afirmó que este es un proyecto muy necesario que viene a visibilizar una situación “que viven muchos de nuestros mayores, principalmente”, los cuales asumen esta situación como parte de la vida que les ha tocado vivir y que parece invisible para los que están a su alrededor. Para contrarrestar estas situaciones, Libertatem trabaja en campañas de sensibilización, divulgación, prevención y reconocimiento para su identificación.

“La gente no identifica la soledad como un mal, asumiendo que es una situación que deben sobrellevar porque no hay otra solución. Pero esto no es así, la soledad en sí misma no es mala, pero sí la soledad no deseada”, afirmó el presidente de la Fundación, Miguel Ruiz.

El presidente informó que entre las intenciones de este proyecto se encuentra conseguir que la gente se analice o lo haga con aquellos que están a su alrededor, “para identificar si la soledad en la que está es una circunstancia temporal, como puede ser quedarse viudo o viuda, mientras se pasa el duelo”; si no es un hecho puntual, “desde luego la soledad es un problema y este problema es con el que la Fundación Libertatem trabaja”, buscando solventarla dándole a la gente las herramientas adecuadas para que identifique en qué punto está y qué herramientas tienen que trabajar.

Si aquellos que viven en soledad o el entorno detectan que alguien la sufre, puede ponerse en contacto con la fundación o buscar la ayuda de otros profesionales para salir de esta soledad “porque no hay que resignarse a vivir solo, el ser humano es sociable por naturaleza y estar solo no es bueno para nadie”, aseveró el presidente.

Ruiz indicó que en Barcelona los bomberos rescatan 114 cadáveres al año de personas que mueren solas. No hace mucho, se conocía el caso del hallazgo del cuerpo de una mujer en su casa fallecida hace 15 años, “es una pena que en todo este tiempo nadie la echara de menos”.

Según los datos del INE aportados por Dulce Serrano, coordinadora de proyectos de la fundación, en España hay 4,7 millones de personas que viven solas, de estos, 2 millones son mayores de 65 años y casi el 1,5 son mujeres. Asimismo, más de 850.000 personas son mayores de 80 años viven solos y muchos presentan problemas de movilidad que les impide salir de casa sin ayuda, lo que lleva a que unas 100.000 personas nunca salgan de casa por no tener ayuda y estar solas. Esta radiografía arroja que el perfil de las personas que viven en soledad es de una mujer mayor de 65 años.

Con sede en Tomelloso, la Fundación Libertatem se dedica a trabajar contra la soledad no deseada, “un gran mal” que consideran muy presente en la sociedad actual, especialmente entre las personas mayores.