La noticia llegó hasta la Noticias Cuatro, una joven, Tatiana, con más de 12 año de experiencia en hostelería que se mudó a vivir a Sevilla y en su última entrevista para trabajar le ofrecían menos de 600 euros por trabajar 16 horas al día con solo una hora para comer.

Tatiana preguntó: «¿Queréis una camarera o una esclava?», para acto seguido colgar el teléfono. La pandemia afectó mucho a la hostelería y a sus trabajadores pero aprovecharse esto no es la solución.

En el otro extremo los contratos de la hostelería en Madrid donde los sueldos suelen estar por encima de los 1500 euros. Pero seguro que hay de todo.