Cada año, más de un tercio de toda la comida producida a nivel mundial se desperdicia. Solo en España, se calcula que la cifra de desperdicio es casi de 8 millones de toneladas anuales, lo que supone que en nuestro país se desperdician 250 kgs de comida cada segundo. Ante estas cifras, reducir el desperdicio de comida es uno de los grandes retos de la actualidad y la solución número uno para acabar con el cambio climático y por ello, más de 31 establecimientos de Huesca ya se han unido a la app Too Good To Go para luchar contra el desperdicio de comida.

Too Good To Go es una app móvil gratuita que conecta a los usuarios con diferentes establecimientos a su alrededor, como supermercados, restaurantes, fruterías, panaderías, entre otros comercios, que venden a precio reducido su excedente diario de comida o productos cuya vida útil está a punto de finalizar. De esta manera, los usuarios ahorran dinero y dan una segunda oportunidad a alimentos de calidad, los establecimientos llegan a nuevos clientes y reducen sus pérdidas y se ayuda a disminuir las consecuencias negativas para el planeta.

Desde su lanzamiento, ya se han salvado más de 5.000 packs de comida de calidad, lo que equivale a haber evitado el desperdicio de más de 5 toneladas de alimentos. Todo ello gracias a los más de 31 establecimientos de Ciudad Real que salvan comida cada día, entre los que destacan Frutas Megias, La Frutería, Frutas Arema, Pescadería Turrillo, Asador Las Delicias, El Manjar y Comicaman, entre otros.

En palabras de Madalena Rugeroni, directora de Too Good To Go en España y Portugal, “tirar un plátano equivale a desperdiciar hasta 10 minutos de agua de un grifo abierto. Por ellos desde nuestra app queremos fomentar la lucha activa en sitios como Ciudad Real donde ya hemos evitado el desperdicio de más de 5.000 packs de comida de comida, gracias a usuarios y comercios. Esto además equivale a haber ahorrado la emisión de más de 12.500 kgs de CO2eq, el equivalente a las emisiones que producirían más de 41 vuelos de Madrid a Londres, lo que demuestra que con gestos tan sencillos como no tirar comida podemos reducir nuestra huella sobre el planeta.”

La app es gratuita, está disponible en iOS y Android y es muy sencilla de utilizar. Nada más entrar, el usuario ve los comercios que tiene a su alrededor con packs disponibles para salvar. El contenido de estos packs siempre es sorpresa porque cada día varía dependiendo del excedente que tenga el establecimiento. “Siempre son productos frescos y de calidad que están en buen estado y que simplemente no fueron vendidos a lo largo de la jornada y de otra forma habrían sido desperdiciados”, comenta la responsable. El precio de estos paquetes oscila en su mayoría entre los 2 y 5 euros (un tercio del valor original en tienda) y para salvarlos solo hay que elegir el favorito, pagar a través de la app e ir a recogerlo al establecimiento a la hora establecida.

Además de en Ciudad Real, Too Good To Go también está luchando contra el desperdicio de alimentos en el resto de Castilla-La Mancha. En la actualidad ya se han unido a la iniciativa más de 210 establecimientos castellano-manchegos, gracias a los cuales ya se han podido salvar más de 40.000 packs de comida, lo que equivale a haber evitado el desperdicio de más de 40 toneladas de comida.

A día de hoy, la app está presente en Europa, EEUU y Canadá, en un total de 17 países. Actualmente cuenta con más de 48 millones de usuarios y más de 127.000 establecimientos asociados en los que ya se han salvado más de 100 millones de packs de comida. En el caso de España, la comunidad no para de crecer desde su lanzamiento en 2018 siendo ya más de 4 millones de usuarios los que han decidido luchar contra el desperdicio de alimentos salvando más de 5 millones de packs de comida en más de 13.000 establecimientos.