Más de 112.300 alumnos de los centros educativos públicos y concertados de Castilla-La Mancha se van a beneficiar del Plan de Éxito Educativo y Prevención del Abandono Temprano que pondrá en marcha, por tercer año consecutivo, el Gobierno regional.

El jefe de Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, ha presidido, en el Palacio de Fuensalida (Toledo), un Consejo de Gobierno extraordinario, en que se han aprobado un conjunto de medidas para afrontar el inicio y desarrollo del próximo curso escolar con las mejores condiciones sanitarias y pedagógicas.

La consejera ha explicado que este Plan, para el que se destinarán 21 millones de euros, cuenta con dos novedades importantes. La primera de ellas que comenzará a desarrollarse a partir del próximo mes de septiembre y la segunda que abarcará todas las etapas educativas, desde Educación Primaria a Secundaria y Bachillerato.

El plan contará igualmente con dos fases; una a desarrollar durante el primer trimestre del curso, con un intensivo programa de refuerzo en todas las etapas educativas y en la que se contratarán a 800 nuevos docentes.

Y una segunda fase, a partir de enero, a desarrollar durante el segundo y tercer trimestre, ya de forma normalizada como otros años, con las actuaciones que ya se venían llevando a cabo para reforzar y mejorar el éxito educativo, reducir el abandono escolar temprano y generar medidas de segunda oportunidad. Para estas últimas, se contratará a 160 efectivos docentes.

Plan de Contingencia en tres escenarios

La titular de Educación ha explicado también que la Consejería que dirige ha elaborado un Plan de Contingencia para afrontar el próximo curso con todas las garantías y que está estructurado en tres escenarios: uno, que implica la máxima presencialidad; otro, la semipresencialdad y otro la no presencialidad.

En lo que se refiere al Escenario 1, la consejera ha explicado que se han articulado otro conjunto de medidas de carácter organizativo, sanitario y social para garantizar, igualmente, el derecho a la educación entre el alumnado de Castilla-La Mancha.
“La primera de ellas ha sido enviar una serie de instrucciones a los centros educativos para que adapten su realidad a la marcada por los ministerios de Sanidad y Educación”, ha dicho Rodríguez. “Entre estas instrucciones están las de crear los denominados grupos de convivencia estable, que se pondrían en marcha, preferentemente, en Educación Infantil y en Primero y Segundo de Primaria”, ha añadido.

La consejera también ha explicado que con estos grupos se pretende mantener entornos lo más seguros posibles y facilitar la indispensable socialización en etapas tempranas. Esta estrategia pretende establecer un anillo de seguridad que evite un posible contagio a todo el centro educativo, limitando el número de personas con las que se tiene contacto.

Además, ha continuado detallando la consejera, “se ha aconsejado a los centros que sectoricen los espacios en secciones independientes, creando sectores organizativos, para que, si se produjese algún caso de COVID-19, pueda ser rastreado con mayor facilidad”.

Rodríguez también ha concretado que se ha puesto en marcha un Plan obra RAM y se ha librado una dotación extraordinaria de equipamiento para la compra de mobiliario y la ampliación de los espacios.

Además, ha dicho Rodríguez, “vamos a repartir más de 1 millón de mascarillas entre todo el alumnado y profesorado de los centros educativos y la universidad. También se hará una dotación extraordinaria a los centros educativos para que puedan implementar las medidas sanitarias e higiénicas, se pondrá en marcha un plan de refuerzo de equipos de prevención de riesgos laborales y se realizarán pruebas de diagnóstico a todo el personal docente y no docente”.

Igualmente, para este primer escenario, ha continuado, “el Gobierno de Castilla-La Mancha prevé incrementar las becas de materiales curriculares y de comedor”, ha subrayado Rodríguez. “Con esta medida pretendemos beneficiar a más de 94.300 alumnos y alumnas de la región”, ha finalizado.

Un Plan de Digitalización para los escenarios 2 y 3

Asimismo, la consejera de Educación, Cultura y Deportes ha concretado que se ha puesto marcha un Plan de Digitalización para garantizar la educación, especialmente, en los escenarios 2 y 3.

Para este Plan, ha continuado diciendo la consejera, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado casi 28 millones de euros y con el que se garantizará el derecho a la educación del alumnado de la región en contextos de presencialidad, semipresencialdad y no presencialidad.

Rosa Ana Rodríguez ha explicado que este Plan de Digitalización contempla el reparto de casi 72.000 dispositivos informáticos, de los que 45.000 serán portátiles, cerca de 14.500 tabletas, 10.000 routers, 2.000 webcam y más de 360 paneles interactivos.

“Vamos a poner en marcha también una Plataforma digital segura e inclusiva, que contiene un entorno virtual y otro colaborativo, para que se pueda desarrollar la educación de una forma virtual”, ha subrayado Rodríguez. “A todo esto, se sumará un plan de formación del profesorado, destinado a que los docentes mejoren sus competencias en el uso de estas nuevas tecnologías”, ha añadido.