La Fundación Emilio Sánchez Vicario (FESV) ha presentado hoy el balance de la Escuela de Tenis en el Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha que, desde enero del año 2012, ha permitido a 320 pacientes iniciarse en esta modalidad deportiva.

El evento ha contado con la presencia del ex tenista y presidente de la Fundación que lleva su nombre, Emilio Sánchez Vicario, el director provincial de Educación del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Manuel Almeida, el gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos, José María Marín y los tenistas Cisco García y Edwin Mayorga, además de representantes de entidades patrocinadoras.

El Gobierno de Castilla-La Mancha siempre ha estado muy cercano a las iniciativas deportivas del Hospital Nacional de Parapléjicos, tal y como ha expresado el director  provincial de Educación, José Manuel Almeida, quien ha disculpado la presencia del  director general de Deportes, Juan Ramón Amores, del que ha dicho sigue muy de cerca la trayectoria de los deportistas paralímpicos.

Por su parte, el director del centro, José María Marín, ha mostrado su satisfacción al comprobar que el objetivo de potenciar el deporte con el tenis en silla de ruedas para pacientes ingresados en el hospital se está cumpliendo muy satisfactoriamente, pues durante este tiempo han pasado por la Escuela de Tenis de la FESV entre 50 y 60 pacientes al año, por lo que ha agradecido a Emilio Sánchez Vicario “esta fantástica iniciativa que a tanta gente está beneficiando”.

Tras compartir con los presentes que el tenis le enseñó los valores de esfuerzo, disciplina y respeto, que ha aplicado en  cualquier cosa que hace, Emilio Sánchez Vicario ha expresado un deseo afirmando que “nos gustaría que se lesionara menos gente, pero que  la que se lesione pueda usar el tenis para convivir mejor. Por eso empujamos y tratamos de conseguir fondos que nos permita seguir ayudando a crear historias bonitas, como las de los tenistas Cisco García, que se inició en el tenis en esta pista, o la de Edwin Mayorga que ahora compitan a nivel internacional”.

Sánchez Vicario confía en que el tenis adaptado español será uno de los deportes  que tenga mejor resultado con jugadores como Cisco García, quien ha invitado a todo el mundo que tenga lesión medular a “que tenga objetivos, como practicar deporte, y si puede ser tenis mucho mejor, porque el deporte te devuelve la autoestima que te ha podido quitar la silla de ruedas”.

La modalidad deportiva del tenis en silla de ruedas adquiere un gran valor en el proceso clínico y rehabilitador del Hospital Nacional de Parapléjicos, ya que mejora la fuerza de los miembros superiores, la habilidad y la resistencia global de los pacientes que lo practican, y esto redunda en una mejor y más rápida recuperación. A los aspectos clínicos se suman los beneficios psicológicos propios del deporte, el encuentro y socialización que promueve esta oferta de ocio y tiempo libre y los aspectos competitivos.

Al final del evento ha habido una exhibición con la participación los tenistas internacionales Cisco García y Edwin Mayorga para, acto seguido, contar con la participación de un grupo de formado por siete pacientes actualmente ingresados en el Hospital Nacional de  Parapléjicos que se están iniciando en la práctica del tenis en silla de ruedas.