Toledo 1 de octubre 2020

Celebrar el día 1 de octubre, es un acontecimiento que en estos días y en estos momentos de crisis sanitaria, es muy importante no olvidar. Este año, la celebración está dedicada especialmente a aquellos que ya no están entre nosotros.

Es reconocer que las personas mayores son una parte esencial de nuestra sociedad, como parte activa y comprometida con los problemas y retos del envejecimiento y como oportunidad de cuidar de los demás.

Es necesario seguir recordando aún hoy en día, la lista de derechos de las personas, que como seres humanos y con independencia de su edad, se deben respetar:

  • Derecho a envejecer de forma digna
  • a conocer a nuevas personas y a no sentirme solo
  • a decidir mi forma de vida, dónde, cómo y con quién quiero vivir, así a cómo deseo ser cuidado cuando lo necesite
  • a que sea tenida en cuenta mi opinión
  • a que se escuche mi experiencia
  • a ser reconocido como ciudadano libre
  • a que la ciencia y la tecnología me tengan en cuenta

Cada persona ocupa un lugar único en cada familia, los mayores son la unidad. Están dispuestos a la ayuda en todas sus modalidades y mantienen unidos a sus miembros. Dan apoyo emocional, cuidan de sus nietos y aportan experiencia, consejos y amor incondicional.

Debemos trabajar conjuntamente para combatir la discriminación por edad, los prejuicios y las actitudes negativas sobre la edad avanzada, porque limitan el potencial de las personas mayores, impactan en su salud y bienestar y esconden sus importantes contribuciones a la vida social, económica, cultural y política.

Entre todos podemos conseguir una sociedad para todas las edades en la que la solidaridad entre generaciones sea una realidad y donde cada vez haya menos personas mayores que se sientan solas.