Los hospitales públicos de Castilla-La Mancha han realizado cerca de 2.200 cirugías bariátricas en las dos últimas décadas

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha venido incrementando de forma progresiva desde 2002 su capacidad para realizar cirugía de la obesidad o cirugía bariátrica en sus centros hospitalarios, cubriendo las necesidades de toda la población de la región, tal y como ha indicado hoy su directora gerente, Regina Leal.

La responsable del SESCAM ha participado junto al presidente de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad, Andrés Sánchez Pernaute, y a la presidenta del Comité Organizador, Sagrario Martínez Cortijo, en la rueda de prensa y posterior inauguración del XXIII Congreso Nacional de esta sociedad científica que se celebra en Toledo y en el que se dan cita más de 400 especialistas.

Actualmente, son siete los hospitales públicos de Castilla-La Mancha que incluyen este tipo de intervenciones en su cartera de servicios: el Hospital General Universitario de Ciudad Real, el Hospital Universitario de Toledo, el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan, el Hospital General Universitario ‘Nuestra Señora del Prado’ de Talavera de la Reina, el Hospital Universitario de Guadalajara y el Hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca.

En las dos últimas décadas, el total de intervenciones de cirugía de la obesidad realizadas en los hospitales públicos de la región se acerca a las 2.200, con un nivel de complicaciones agudas, reintervenciones precoces, globales y mortalidad en parámetros similares a la media nacional. Actualmente, estos centros hospitalarios cuentan con 23 cirujanos dedicados y acreditados por la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad.

La directora gerente del SESCAM ha puesto en valor el gran trabajo que vienen haciendo estos profesionales que, incluso inmersos en la pandemia, han seguido sacando adelante el trabajo y en el último año y medio han realizado 158 procedimientos quirúrgicos a pacientes incluidos en lista de espera por la patología objeto de este Congreso. Otros 69 pacientes han sido intervenidos en este mismo periodo en clínicas concertadas.

Unidades Multidisciplinares

Leal ha destacado la apuesta que viene realizando el servicio regional de salud en estos 20 años por el desarrollo de Unidades de Cirugía Bariátrica Multidisciplinares en entornos de seguridad y eficacia, contando con todos los actores necesarios para obtener los mejores resultados.

“No sólo cirujanos, también endocrinólogos, nutricionistas, expertos en Salud Mental, rehabilitadores y anestesistas forman grupos coordinados que garantizan los mejores resultados para nuestros pacientes”, ha dicho.

La directora gerente del SESCAM ha señalado que, desde el punto de vista técnico y tecnológico, la introducción de la cirugía laparoscópica en el entorno de la cirugía bariátrica supuso un gran avance en el tratamiento de estos pacientes, hecho al que no han sido ajenas las unidades en Castilla-La Mancha, contando siempre con la formación, equipamientos y trabajo en red que ha garantizado resultados y estándares de calidad óptimos en la Comunidad Autónoma.

En la actualidad, el bypass gástrico, la gastrectomía vertical y el SADIS son los estándares técnicos de la cirugía bariátrica contemporánea, técnicas todas ellas realizadas en los centros hospitalarios del SESCAM. Además, en los centros castellanomanchegos también se realiza la denominada cirugía de revisión en determinados casos de pacientes con pérdida de peso insuficiente y reganancia de peso.

“En nuestros centros se apoya de forma continuada a este tipo de pacientes con seguimientos multidisciplinares a largo plazo y determinadas cirugías de remodelación corporal en conjunto con los Servicios de Cirugía Plástica de nuestra región”, ha añadido Leal.

Más quirófanos, equipos y profesionales

La directora gerente del SESCAM ha destacado el esfuerzo que viene realizando el Gobierno de Castilla-La Mancha, tanto desde el punto de vista inversor -en obras y equipamientos-, como desde el punto de vista de la formación de especialistas que el día de mañana puedan pasar a formar parte de estos grupos multidisciplinares que trabajan para abordar esta patología.

En relación al primer aspecto, ha recordado que, gracias a la recuperación de las obras de hospitales que quedaron paralizadas en épocas anteriores, la Comunidad Autónoma va a poder disponer de 37 quirófanos más (nueve de ellos ya en marcha gracias a la apertura del Hospital Universitario de Toledo).

En cuanto al equipamiento, ha puesto como ejemplo la reciente licitación del contrato para la adquisición de un total de 37 arcos quirúrgicos que irán destinados a renovar los bloques quirúrgicos de 14 hospitales del servicio regional de salud, con una inversión superior a los 4,5 millones de euros. 

Respecto a la formación, ha indicado que Castilla-La Mancha es una de las autonomías que más ha incrementado en los últimos siete años la oferta de plazas para la formación de especialistas sanitarios, un 126 por ciento. En el caso concreto de la especialidad de Cirugía General, se ha pasado de ofertar cinco a ocho plazas, es decir, un 60 por ciento más de residentes.

Obesidad: problema de salud pública

Durante tres días, Toledo se va a convertir en el punto de encuentro de los más destacados especialistas en el abordaje de la obesidad mórbida, uno de los principales problemas de salud pública de la sociedad occidental, en el que influyen directamente los hábitos alimenticios de la población y que, a su vez, puede convertirse en un factor de riesgo para personas que padecen otro tipo de enfermedades, como la hipertensión o las cardiopatías. 

Según la Encuesta Nacional de Salud (ENSE) de 2017, en Castilla-La Mancha el 55,6 por ciento de la población mayor de 18 años presenta sobrepeso u obesidad (34,74 por ciento sobrepeso y 20,32 por ciento obesidad). En cuanto a la población infantil, el porcentaje de esta que padece sobrepeso u obesidad ha ido en aumento en los últimos años, siendo en Castilla-La Mancha del 28,6 por ciento (10,1 por ciento de obesidad y 18,5 por ciento de sobrepeso).

“Cifras que nos preocupan y que nos ocupan, especialmente los datos que hacen referencia a la población más joven, que son el futuro de esta tierra”, ha asegurado Leal, quien ha indicado que desde el Gobierno regional se está abordando esta problemática de una manera transversal, con la implicación de varias consejerías (Sanidad, Educación, Cultura y Deportes y Agricultura, Agua y Desarrollo Rural).

Así, ha puesto como ejemplo el Programa de Supervisión de Comedores Escolares, desarrollado por las consejerías de Sanidad y de Educación y gracias al cual se ha conseguido disminuir los postres dulces y que los lácteos no sustituyan a la fruta. Además, y en colaboración con la Consejería de Agricultura, se ha puesto en marcha un Plan de Reparto de Frutas y Hortalizas en los colegios de la región, con el fin de mejorar los hábitos alimenticios que se adquieren desde las escuelas.

En el SESCAM, en el ámbito de Atención Primaria, existen diferentes programas dirigidos a la prevención de la obesidad: durante el embarazo, con la promoción de la lactancia materna, como factor de prevención de la obesidad infantil; el programa de salud infantil; el despistaje de obesidad para mayores de 14 años; o del despistaje de actividad física en adultos.

Finalmente, ha mencionado la última iniciativa que ha puesto en marcha la Consejería de Sanidad, denominada ‘7.000 pasos x’, que se está desarrollando a través de las gerencias del SESCAM en colaboración con los ayuntamientos y que tiene como objetivo el fomento del ejercicio físico y el ocio saludable.

– patrocinadores –

Amazon 2022

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba