La carretera de Puertollano cuenta con una nueva zona verde gracias al trabajo que durante 6 meses han realizado 14 jóvenes participantes en el proyecto Orienta2 que gestiona el IMPEFE y que financia la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a través del Fondo Social Europeo. Se trata de un programa mixto de formación y empleo por el cual los alumnos han obtenido el certificado de profesionalidad de “Actividades Auxiliares en Viveros, Jardines y Centros de Jardinería”.

La carretera de Puertollano cuenta con una nueva zona verde gracias al trabajo que durante 6 meses han realizado 14 jóvenes participantes en el proyecto Orienta2 que gestiona el IMPEFE y que financia la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a través del Fondo Social Europeo. Se trata de un programa mixto de formación y empleo por el cual los alumnos han obtenido el certificado de profesionalidad de “Actividades Auxiliares en Viveros, Jardines y Centros de Jardinería”.

La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo y los concejales de Promoción Económica y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ciudad Real, José Luis Herrera y Manuela Nieto, les han visitado con motivo de la finalización de su acción formativa.

José Luis Herrera ha destacado que programas como este demuestran lo que se puede hacer por los jóvenes de nuestra ciudad, por un lado, dotándoles de un certificado de profesionalidad que “les va a ayudar a mejorar su currículum y, por tanto, a obtener un empleo” y, por otro, facilitándoles un trabajo durante estos meses en los que han ajardinado un espacio verde de la capital con el asesoramiento del personal técnico de jardines del Ayuntamiento. “Desde el IMPEFE, ayudando a los jóvenes a mejorar su cualificación para conseguir un empleo, contribuimos al objetivo que tenemos desde el equipo de Gobierno, que es dar una oportunidad a todos aquellos que lo necesiten”, ha concluido el edil.

Por su parte, Carmen Teresa Olmedo ha recordado que este proyecto ha contado con una inversión de la Junta de 134.000 euros y ha destacado que a través del mismo estos 14 jóvenes -11 mujeres y 3 hombres- “han aprendido un oficio y han podido percibir un pequeño sueldo, el salario mínimo interprofesional, que les ayuda e incentiva para seguir este tipo de formación”. “Gracias a la obtención de este certificado pueden acercarse al mundo laboral de una manera más segura, más formada y ajustándose a lo que pueden demandar los empresarios de la comarca”, ha añadido.

Asimismo, Olmedo ha resaltado que cerca de 23.000 jóvenes de Castilla-La Mancha se están beneficiando de las políticas activas de empleo puestas en marcha por el Gobierno regional gracias a una inversión pública que supera los 57 millones de euros. “Esto ha repercutido en las buenas cifras de empleo juvenil, pues hemos llegado a ser la segunda comunidad autónoma en empleabilidad de nuestros jóvenes”.

La delegada ha sumado a ello los más de 6.400 jóvenes que se han beneficiado del Plan Extraordinario por el Empleo puesto en marcha por la Junta de Comunidades. “El empleo juvenil nos ocupa y nos preocupa, pues ellos son el futuro de nuestra tierra”, ha dicho.

Los 14 jóvenes participantes en este proyecto de formación y empleo, que comenzó el pasado 12 de febrero y concluye el próximo 10 de agosto, han estado adscritos al programa de Garantía Juvenil, cuyo objetivo es que jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años que no están estudiando ni trabajando, reciban una formación que ayude a su empleabilidad.