El Senado aprobó la ley de la Cadena Alimentaria, dando un paso adelante a la hora de defender al eslabón más débil de la cadena: los agricultores y ganaderos de las explotaciones familiares. Son los precios justos, por los que UPA viene peleando hace años, pero, asimismo, los contratos fijados donde tendrán que figurar firmados por ambas partes y formalizarse antes del inicio de las prestaciones, la aplicación de la ley lo hace extensivo a las Pymes, las relaciones entre mayoristas y las relaciones entre proveedor y comprador cuando ambos estén en Españao cuando uno se encuentre en territorio español.

Avance importante hacia la justicia en el sector agroalimentario 1

Parte de las demandas de UPA están reflejadas en la ley, como la ampliación de comportamientos abusivos, así como sus sanciones. Por otra parte, la norma obliga a publicar los costes de producción de los agricultores y ganaderos, “en los últimos años, el precio se ha fijado de arriba hacia abajo, por lo que a los agricultores y ganaderos siguen siendo el eslabón débil Algo que con la nueva norma cambiará”. Esto quiere decir que se obligará a que en las operaciones de compraventa se tengan en cuenta los costes de cada eslabón, y también los costes derivados de la mano de obra.

UPA demanda un consenso contra temas como el fin de la venta a pérdidas, para no destruir el valor de un producto a lo largo de la cadena, y la venta a resultas, una situación que muchos agricultores de fruta sufren, unido a la prohibición de las promociones engañosas y los productos reclamo. También es importante la creación del registro público de contratos donde queden reflejadas estas transacciones.

En síntesis, a pensar del paso lento de la administración, desde UPA consideran que es un momento muy importante para agricultores y ganaderos de explotaciones familiares, ya que ahora tendrán, después de su paso por el Congreso, una herramienta legal para protegerse de los posibles abusos, así como a una entidad que vigile y haga cumplir la ley, como es la Agencia de Información y Control Alimentarios, AICA. En este sentido, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos son claros: una vez aprobada la ley, UPA será muy exigente con el cumplimiento de la ley de la Cadena Alimentaria.