Las exportaciones de Castilla-La Mancha crecieron en el mes de febrero de este año en un 12,1 por ciento, hasta alcanzar los 643,88 millones de euros en el contexto de un comportamiento desigual en las principales partidas exportadoras de las empresas de la región, ya que la referente a las bebidas, que lideraba de manera continuada las ventas exteriores castellano-manchegas, ha quedado relegada a la tercera posición después de caer un 15 por ciento por la ralentización general de los mercados extranjeros a causa de la llegada del COVID-19, que a su vez impulsó las ventas tanto en la partida arancelaria de aparatos y material eléctrico como, sobre todo, en la referente a máquinas y aparatos mecánicos. La subida en las exportaciones regionales en el mes de febrero eleva la factura exportadora en los dos primeros meses del año en Castilla-La Mancha hasta los 1.243,65 millones de euros.

Las cifras de exportaciones del mes de febrero que ha publicado hoy el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo “están muy marcadas por los efectos en los mercados exteriores de la expansión del COVID-19 por Asia y su incipiente llegada a Europa, en un contexto en el que ninguno de los grandes países europeos había impuesto aún grandes medidas de restricción de personas y mercancías a través de sus fronteras”, ha señalado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco. Pese a que los efectos del coronavirus no se habían hecho sentir aún en las economías europeas, “sí que provocaron un cambio en el funcionamiento de los mercados, con la contracción por la incertidumbre de los mercados agroalimentarios y una intensificación en el aprovisionamiento de bienes de equipo, anticipando quizá las posibles restricciones en Europa ante el espejo de la evolución de la enfermedad en China”, ha subrayado.

De esta forma, la partida de aparatos y material eléctrico, que crece en un 71,1 por ciento con respecto a febrero del año anterior para alcanzar los 82,57 millones de euros; y la de máquinas y aparatos mecánicos, que registra una subida del 112 por ciento hasta superar los 70,21 millones de euros; compensan la importante caída en las bebidas en las ventas exteriores de la región, un 15 por ciento menos que en febrero de 2019, y dejan en positivo la evolución de las exportaciones regionales en el mes de febrero, con importantes crecimientos también en partidas con un menor peso específico como las ventas cárnicas, que crecen más de un 30 por ciento para superar los 34,3 millones de euros.

La fotografía de las principales partidas arancelarias agrupadas por sectores estructurales de la economía castellano-manchega coloca en situación de estabilidad al sector de Alimentación y Bebidas (+0,1 por ciento), gracias a que el incremento en la partida cárnica compensa la caída en el sector de las bebidas. Los bienes de equipo ganan un 67,8 por ciento, principalmente en equipos generadores de fuerza (1.336,9 por ciento), aparatos eléctricos (91,7 por ciento) y maquinaria para uso general en la industria (55 por ciento); y las manufacturas de consumo que han aumentado un 19,3 por ciento. Dentro de éstas, en textiles y confección en un 37,6 por ciento, “síntomas de la intensificación del abastecimiento en víspera de la llegada del COVID-19”, ha explicado la consejera.

Este juego de contrapesos ha elevado las exportaciones de Castilla-La Mancha por encima de los 643,88 millones de euros en el mes de febrero, un 12,1 por ciento más que en el mismo mes del ejercicio anterior, un incremento que se da en un contexto nacional de impulso también a las exportaciones previo al impacto frontal del coronavirus en la factura exterior, ya que las ventas en el extranjero del conjunto del país crecen en febrero un 4,2 por ciento hasta los 23.992,36 millones de euros.

Datos por provincias

Por provincias, en este segundo mes del año 2020 las exportaciones suben en todos los territorios regionales, y lo hacen con fuerza en Albacete (37,0 por ciento), Cuenca (18,7 por ciento), y Toledo  (11,0 por ciento), y de forma más moderada aunque también en positivo en Guadalajara (7,2%) y en Ciudad Real (2,4%).

El incremento en las exportaciones regionales en el mes de febrero mantiene al alza la trayectoria en las ventas exteriores de la región en el inicio del año, cuando el COVID-19 todavía no se había manifestado de manera palpable en Europa, y la factura exterior de la región se eleva hasta los 1.243,6 millones de euros en los dos primeros meses del año, un 4,3 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.