Toledo, 3 de noviembre de 2017.- La evolución de la accidentalidad laboral en el período de enero a septiembre de 2017, en relación al pasado año, en la provincia de Toledo ha sido calificada de “positiva”, por el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, ya que “la tasa de incidencia de accidentes laborales ha disminuido en un 4 por ciento; destacando especialmente el descenso en la tasa de accidentes mortales, con una caída del 51,5 por ciento, y de la tasa de graves, con un descenso del 20 por ciento”.
 
La tasa de incidencia de los accidentes leves también ha sufrido un descenso, aunque en este caso, la disminución ha sido del 3,9 por ciento.
 
Martín Alcántara hacía esta valoración al término de la reunión de la Comisión Provincial de Seguridad y Salud Laboral que se ha reunido esta mañana en la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo y en la que los representantes de los empresarios, sindicatos, la Inspección de Trabajo y la Administración regional han estado haciendo un análisis de los datos acumulados hasta el tercer trimestre del año.
 
Más trabajadores y menos accidentes en este año
 
“Creemos que estos datos reflejan una senda positiva, ya que no sólo ha descendido la tasa de incidencia (accidentes en relación a la población ocupada) sino que también hay un descenso en términos absolutos del número de accidentes registrados en la provincia”, ha puntualizado el director provincial.
 
Julián Martín Alcántara indicaba además que estos datos de accidentalidad se producen en un escenario en el que el mercado laboral provincial ha crecido en 5.221 trabajadores afiliados a la Seguridad Social más que en el año 2016, lo que supone un incremento del 3,1%, y hay 10.099 trabajadores más que en 2015.
 
“Podemos afirmar, por tanto, que hay más trabajadores que el año pasado y se han producido menos accidentes”, ha recalcado el director provincial, aunque ha matizado que “no obstante, quiero hacer un llamamiento a las empresas para que sigan cumpliendo la Ley de Riesgos Laborales, pues estoy convencido de que su cumplimiento incide en que la incidencia de la accidentalidad sea menor”.
 
Por otra parte y en relación a los datos en términos absolutos, se han producido un total de 36 accidentes menos que en 2016. En este sentido, Martín Alcántara indicaba que en los accidentes registrados en jornada el descenso ha sido del 1 por ciento, habiéndose registrado 61 accidentes menos. Asimismo, en este tipo de accidentes, los mortales han descendido un 50 por ciento; los graves un 17,5 por ciento y los leves un 0,9 por ciento.
 
No ha ocurrido lo mismo, sin embargo, con los accidentes in itinere (yendo o volviendo del puesto de trabajo) que se han incrementado en torno al 7%, aunque afortunadamente los mortales se han mantenido igual (2 accidentes) y los graves han descendido un 20 por ciento. El incremento se produce en los leves, ya que se han registrado 26 accidentes más que en 2016.
 
“Los accidentes in itinere, en su mayoría accidentes de tráfico, nos preocupan especialmente por su incidencia y desde la Dirección Provincial de Economía estamos realizando diferentes actuaciones en esta materia para concienciar a las empresas y que contemplen este tipo de accidentalidad en sus planes de prevención de riesgos laborales, así como para que implementen campañas de concienciación y sensibilización”, ha puntualizado Martín Alcántara.
 
Otros datos que se han analizado se refieren a la siniestralidad por sectores. En este caso, el sector servicios es en el que se ha producido un mayor descenso en el número de accidentes, 115 menos que el pasado año, lo que supone un descenso del 3,5 por ciento; seguido por la agricultura con 18 accidentes menos que el pasado año y una caída del 3,5%. No obstante, el sector servicios continúa siendo el de mayor siniestralidad en nuestra provincia, ya que aglutina el cincuenta por ciento de los mismos.
 
Por el tipo de contrato, el 55,1% de los accidentados tenía un contrato indefinido; el 39,9% tenían un contrato temporal; y el resto, un 5,1%, corresponden a trabajadores autónomos con contingencias profesionales protegidas.
 
Finalmente, el director provincial de Economía, Empresas y Empleo agradecía también el esfuerzo y el trabajo conjunto que llevan a cabo los agentes sociales y las Administraciones para lograr la reducción de la siniestralidad laboral y ponía en valor la puesta en marcha de las principales líneas que recoge el Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla-la Mancha 2017-2021 y “el deseo de todos los componentes de la Comisión Provincial de seguir avanzando en todas estas medidas”.

También te puede interesar:  Castilla-La Mancha reconoce y fomenta el desarrollo de proyectos de innovación tecnológica y educativa en los centros de la región