La subdelegada del Gobierno en Ciudad Real, María de los Ángeles Herreros Ramírez, ha presidido este martes en la Comandancia el acto institucional de la celebración de la patrona de la Guardia Civil junto con el teniente coronel, jefe de la Comandancia de Ciudad Real, Juan Antonio Valle. Tras la ausencia el año pasado de un acto público con motivo de la pandemia, y para evitar el riesgo sanitario que puede suponer la concentración de gente que, habitualmente, todos los años acompaña al Cuerpo y se reúne en los jardines del Prado y en la explanada de acceso a la basílica catedral e inmediaciones, se ha optado por el patio central de la Comandancia como espacio que permite un adecuado control de la distancia física entre los participantes.

El acto ha consistido en una formación compuesta por una Compañía de Honores, en el que han participado alrededor de 60 guardias civiles pertenecientes a diferentes unidades y especialidades del Benemérito cuerpo; Seguridad Ciudadana, Seprona, Usecic y Tráfico.

Entre otras autoridades han asistido a la ceremonia, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; la delegada de la Junta de Comunidades, Carmen Teresa Olmedo; diputados nacionales y regionales, senadores, y otras autoridades como el subdelegado de Defensa, Juan del Hierro; el teniente coronel de la Base de Almagro (BHELA I), Santiago Rubio; el comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía, José Alberto Camacho, así como representantes de la judicatura, o el superintendente de la Policía Local de Ciudad Real, Fernando Rolando.

La subdelegada del Gobierno, María de los Ángeles Herreros, en su intervención ha agradecido a todos los agentes de la Guardia Civil su ejemplo de compromiso diario, implicación y vocación comoservidores públicos; “en los momentos más duros de la crisis sanitaria y del confinamiento os habéis convertido en los ojos, los pies y las manos de muchos mayores a los que habéis entregado comida y medicamentos, pero también habéis participado en dispositivos de control cuando nos asfixiaba la gravedad de la pandemia y había que limitar la libertad de movimientos por el bien común de todos y así no extender más el virus”, ha destacado Herreros.

Herreros hatenido un recuerdo especial no solo para las familias de las mujeres y hombres de la Guardia Civil sino también y muy especialmente para las de los dos fallecidos por el covid-19 en el pasado año, el cabo Castro y al agente Collado, “mi reconocimiento más sincero para ellos y sus familias”, ha recalcado la subdelegada y ha recordado también a quienes han fallecido por enfermedad como el agente Izquierdo.

Durante su intervención en el acto, el teniente coronel, Juan Antonio Valle, ha resaltado “la especialización del Cuerpo, y así ha señalado la progresiva implantación en la provincia de nuevas unidades como el equipo Arroba especializado contra la ciberdelincuencia, el Pegaso dedicado a la vigilancia aeronáutica o policía aérea,y los equipos contra la violencia de género de Compañía y puesto principal, un escalón especializado y de proximidad”, al mismo tiempo que ha resaltado “los valores de excelencia, fiabilidad y sacrificio de la Guardia Civil”.

IMPOSICIÓN DE CONDECORACIONES

Durante el acto se han impuesto diversas condecoraciones de la Guardia Civil a miembros del cuerpo, de las Fuerzas Armadasy de otros cuerpos de Seguridad, así como a personal civil, 7 en  su categoría de Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo Blanco..

El número de condecoraciones en total han sido 38 y se  han impuesto además dos cruces de plata a D. Manuel Selas González, subdirector general de asuntos internacionales de seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y de Cooperación y al capitán Francisco Javier Jiménez Bañales. Además y como novedad también la jefa de Tráfico Raquel García ha impuesto una medalla a la Seguridad Vial a ul agente de Tráfico Cañizares.

IZADO DE LA BANDERA NACIONAL Y HOMENAJE A LOS CAIDOS

Como novedad, este año se ha incluido en el acto con motivo del Día de la Hispanidad, el izado de la Bandera Nacional bajo los acordes del Himno Nacional y un homenaje a los Caídos, guardias civiles de todos los tiempos, con un especial recuerdo para los fallecidos este año, algunos de ellos a consecuencia de la enfermedad que ha originado la actual pandemia, para lo cual se ha depositado una corona de laurel a los pies del monolito.