Con motivo de la festividad del 1 de mayo, la Policía Local va a intensificar, desde la tarde de este jueves 30 de abril, los controles de entrada y salida de la ciudad para evitar los desplazamientos a segundas residencias o a lugares de ocio alejados del domicilio habitual. El objetivo es seguir garantizando las condiciones necesarias para proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos ante la crisis de la COVID-19.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha recordado que siguen vigentes las medidas de confinamiento en aplicación del estado de alarma y ha agradecido a la ciudadanía de Toledo “el buen comportamiento del que han hecho gala hasta ahora y que es una garantía para afrontar el proceso de desescalada con la misma responsabilidad y sin bajar la guardia”.

Pérez del Pino ha señalado que las buenas prácticas individuales “nos están llevando de manera colectiva a doblegar la curva del coronavirus”, y ha apelado a este espíritu para “no bajar la guardia y seguir respetando como hasta ahora las normas que se vayan aplicando a medida que se relaje el confinamiento”.

En este sentido, y atendiendo a un dispositivo a nivel nacional, la Policía Local va intensificar desde esta tarde y durante todo el fin de semana la vigilancia en las vías de entrada y salida de la ciudad para evitar desplazamientos no permitidos como segundas residencias o lugares de esparcimiento alejados de la residencia habitual.

Igualmente, y ante la autorización desde el próximo 2 de mayo de paseos y prácticas deportivas individuales para la población, los agentes van a incrementar los controles de actividades no permitidas, la necesidad de guardar el distanciamiento social, cumplimiento de las normas etc.

Como ha establecido el Gobierno central, a partir del sábado se permitirán paseos para todas las edades y la práctica deportiva al aire libre, que deberán realizarse de forma individual o en compañía de las personas que forman parte de la misma unidad familiar.

Esta medida se suma a la que se aplica desde el pasado 26 de abril para la población infantil y que permite paseos de una hora como máximo, una vez al día, alrededor de un kilómetro del domicilio habitual y con la tutela de un adulto, como se recuerda desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana.