Desde el 18 de mayo se permitió la reapertura al público de las terrazas al aire libre y de determinados establecimientos de hostelería. Los agentes de la Policía Local de Argamasilla de Alba han realizado un total de 18 actas de inspección, verificando el cumplimiento de las medidas de higiene y de seguridad establecidas en las distintas órdenes del Ministerio de Sanidad.

La Policía Local de Argamasilla de Alba realizó 18 inspecciones de establecimientos y terrazas desde la reapertura 3

En general, el cumplimiento de las medidas por parte de los hosteleros fue aceptable, mostrando un claro compromiso de prestar un servicio seguro y de confianza para los usuarios, colaborando y siguiendo en todo momento con las observaciones que desde el servicio de Policía Local se les han trasladado. Tan solo se formuló hasta la fecha un acta de denuncia por incumplimiento del horario de cierre y se realizaron también apercibimientos o requerimientos de subsanación de deficiencias o faltas leves, que en caso de persistir podrían convertirse en propuestas de sanción, toda vez que los agentes continuarán supervisando en las próximas fechas el correcto funcionamiento de estos establecimientos e instalaciones.

En la actualidad solamente está permitido abrir las terrazas al aire libre y el interior de establecimientos de hostelería y restauración, a excepción de discotecas y locales de ocio nocturno.

Por otra parte, la Policía Local formuló ya más de 150 actas de denuncia por diversos incumplimientos de las medidas establecidas en el vigente estado de alarma, las últimas de ellas levantadas a personas que permanecían en la vía pública o establecimientos públicos sin hacer uso de la mascarilla de protección y sin guardar la distancia de seguridad interpersonal de dos metros, cuyo uso es obligatorio.

En otro orden de cosas, también hay que señalar que en los últimos días los agentes de la Policía Local han investigado a dos conductores acusados de sendos delitos contra la seguridad vial, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, el último de ellos el domingo pasado a consecuencia de un aparatoso accidente de tráfico por salida de la vía con posterior vuelco, ocurrido en la travesía de la carretera CM-3113, sentido Villarta de San Juan, al perder el conductor el control del vehículo. En los hechos, ocurridos sobre las 09.00 de la mañana, tanto el conductor como el acompañante tuvieron que ser evacuados al Hospital General de Tomelloso.

Así mismo, por parte de la Policía Local, se continuará vigilando, entre otras cuestiones, la realización de posibles botellones en la vía pública, actividad que seguirá como hasta ahora, sin ser permitida en la localidad por el elevado riesgo de contagio que conlleva su práctica.

Hay que tener en cuenta que si bien las reuniones de hasta 15 personas están habilitadas, dichas reuniones tienen que llevarse a cabo guardando la distancia de seguridad interpersonal de dos metros o usando mascarilla de protección en caso de no ser posible. Las propias características y peculiaridades de esta moda social son ya de por sí, en buena parte, incompatibles con el mantenimiento de las medidas de protección, al ser una actividad donde hay un estrecho contacto social entre quienes la llevan a cabo. El uso compartido de bebidas o envases, suponen un evidente riesgo de propagación de la enfermedad, de modo que personas contagiadas asintomáticas que pudieran participar en estos eventos, en su mayoría jóvenes, podrían contagiar el virus a otros participantes y estos a su vez transmitirlo a personas con las que convivan, las cuales no debemos olvidar que en algunos casos, pueden contar con factores de riesgo.