El concejal de Turismo, Francisco Rueda, ha presentado este jueves la temporada de otoño del programa de catas de vino ‘Sunset Wine’, incluido en el Septiembre Cultural impulsado por el Ayuntamiento, que en esta ocasión se desarrollará en cinco espacios históricos y patrimoniales de la judería toledana y se celebrará los días 13,14, 20, 27 y 28 de este mes. Las bodegas que participan en esta iniciativa “ya consolidada” son Martúe, Más Que Vinos, Alonso Cuesta, Finca Loranque y Casa del Valle.

Rueda ha estado acompañado, además de por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, por representantes de las bodegas que colaboran con la iniciativa que este año cumple su tercera edición y que también se celebró, por primera vez, en el mes de mayo. La presentación ha tenido lugar en la balconada del Ayuntamiento.

El responsable municipal ha destacado que se trata de “una experiencia única, creadora de recuerdos” que conjuga la degustación de grandes vinos de la provincia en espacios patrimoniales de la ciudad orientados a poniente para aprovechar esos atardeceres del principio del otoño que se vislumbran desde la ciudad.

En este caso, los enclaves elegidos están situados en el entorno del barrio judío de Toledo, para dar un impulso a la Semana Sefardí que se desarrollará del 23 al 29 de septiembre y de la que pronto se conocerá la programación.

De este modo, las catas de vino tendrán lugar en la terraza de la plaza de San Juan de los Reyes (día 13); en los jardines del Torreón de San Martín (día 14); en el mirador de San Cristóbal (día20); en el mirador del Museo Victorio Macho (día 27) y en la sinagoga de Santa María la Blanca (día 28).

Cinco bodegas

Serán un total de cinco bodegas de la provincia toledana las que se repartirán la organización de estas fechas, por orden: Bodegas Martúe, de La Guardia; Bodegas Más Que Vinos, de Cabañas de Yepes; Bodegas Alonso Cuesta, de la Torre de Esteban Hambrán; Finca Loranque, de Bargas, y Bodegas Casa del Valle, de la localidad de Yepes. Alonso cuesta se incorpora por primera vez a este programa, tal y como ha indicado Rueda.

En nombre de las cinco bodegas, ha tomado la palabra el responsable de enoturismo y eventos de Casa del Valle, José Fuentes, que ha asegurado que para las bodegas “es un placer” participar en este programa ya que se trata de una experiencia “fantástica” para los asistentes, “al menos es lo que nos han hecho llegar aquellos que han participado”. También ha señalado que su intención es seguir formando parte de esta iniciativa para lo que ha agradecido la confianza, año tras año, del Ayuntamiento.

De otro lado, ha explicado que los vinos que se están haciendo en la provincia de Toledo y en concreto, lo que se están elaborando en las bodegas que colaboran pueden ser referentes nacionales ya que sus vinos son de “mucha calidad”. José Fuentes ha indicado que espera que la experiencia sea plenamente satisfactoria para la gente que participe, “nosotros trabajaremos y esforzaremos para que se diviertan y nos descubran en un entorno muy especial, para que descubran lo que hay en su casa”.

Inscripciones limitadas

Este año, las reservas se efectuarán cada semana a partir del lunes previo a la celebración de la cata y se deberán realizar bien de forma presencial en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento, bien a través del número de teléfono 925 255946 en horario de 10.30 h a 14.00h y de 16.00 a 17.30h de lunes a viernes. Cada solicitante puede reservar un máximo de 4 plazas.

Las catas comenzarán a las 20.00 horas de la tarde y la capacidad es de 60 personas cada una. En esta ocasión, tal y como ha explicado el concejal de Turismo, las catas tendrán un coste “simbólico” de tres euros por persona “no con el objetivo de recaudar, sino para poner en valor la experiencia”.