Toledo, 1 de julio de 2017.- La Inversión Territorial Integrada (ITI) de Castilla-La Mancha 2014-2020 incrementa su financiación hasta los 504,9 millones de euros, tras incorporar una aportación adicional de 14,3 millones de euros procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). De inicio, la ITI tenía una reserva de fondos estructurales de 490 millones de euros para ejecutar proyectos en Castilla-La Mancha.
 
La propuesta de modificación de la cantidad del FEDER, que la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas ha presentado en el Comité de Seguimiento de este programa operativo, divide estos fondos adicionales entre los diferentes objetivos temáticos a los que se destinarán las inversiones. Así, de estos 14,3 millones de euros, 9,8 serán para medio ambiente y 4,5 para ayudas a PYMES.
 
El Gobierno de Castilla-La Mancha aprobará en los próximos meses una convocatoria para seleccionar proyectos de inversión en zonas incluidas en la ITI. Además, a partir de ahora en las distintas convocatorias de ayudas que se pongan en marcha por parte del Ejecutivo autonómico se incluirá una discriminación positiva a los proyectos que se desarrollan en estos territorios y, de esta forma, dar prioridad a la ejecución de los mismos.
 
La estrategia de la ITI puesta en marcha por el Gobierno regional tiene como objetivo luchar contra la despoblación en territorios de Castilla-La Mancha, a través de los fondos estructurales FSE, FEDER y FEADER, destinados a diseñar programas específicos de formación atendiendo a las características de las zonas, el desarrollo de infraestructuras o la mejora en el sector agrario y la industria agroalimentaria, respectivamente.
 
Luchar contra la despoblación
 
Con la puesta en marcha de esta estrategia se van a llevar a cabo 114 acciones prioritarias que contemplan esta reserva de fondos estructurales, que se destinarán exclusivamente a las zonas con necesidades específicas de desarrollo. Se pretende así dar respuesta a las necesidades detectadas estas zonas y luchar contra el despoblamiento en comarcas cuyos ratios de habitante por kilómetro cuadrado están muy por debajo de los que fija la Unión Europea para hablar de zonas escasamente pobladas.
 
Esta actuación está dirigida a un total 623 municipios de Castilla-La Mancha de los cuales 37 pertenecen a la provincia de Albacete; 26 a la de Ciudad Real; 238 a la de Cuenca, 262 a la provincia de Guadalajara y 60 a la comarca de Talavera de la Reina (Toledo). Estas zonas ITI engloban el 50 por ciento del territorio regional, aunque su peso demográfico es del 17 por ciento.
 
El Consejo de Gobierno, en su reunión del 26 de abril de 2016, ya identificó las áreas geográficas con necesidades específicas de desarrollo que son las comarcas de Talavera de la Reina y Campana de Oropesa, en la provincia de Toledo; las comarcas de Almadén y Campo de Montiel, en Ciudad Real, la comarca de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel y Sierra del Segura, en la provincia de Albacete; y la totalidad de las provincias de Cuenca y Guadalajara, a excepción del Corredor del Henares.

También te puede interesar:  Un total de 1.872 personas de toda la región se han presentado a las pruebas de competencia para cursar el Certificado de Profesionalidad