La Inspección de Trabajo ha puesto deberes a la UTE Ambulancias Cuenca, concesionaria del transporte sanitario terrestre en la provincia, y le ha dado tres meses de plazo para cumplirlos.

En concreto, la Inspección (ITSS) ordena a la UTE “iniciar los trámites/negociaciones para la instauración de un Sistema de Movilidad y Promoción Interna (promoción profesional y cobertura de vacantes)” y “realizar y activar un Protocolo de prevención y actuación por acoso laboral y un Protocolo ante la violencia en el trabajo.”

La Inspección recuerda a la empresa que en todos los casos debe respetar el Plan de Igualdad, el convenio colectivo y el Estatuto de los Trabajadores; y advierte expresamente a la UTE que, para cumplir con el requerimiento, los documentos que debe presentar antes del 30 de mayo para acreditarlo deben garantizar tanto “la ausencia de discriminación” como “la indemnidad de los trabajadores.”

“Esto es un balón de oxígeno para los trabajadores y trabajadoras de la UTE, pues saben que no pueden ser sancionados ni discriminados ni represaliados por reclamar judicialmente lo que les debe la empresa, que no cumplió el convenio colectivo del sector y también está incumpliendo ya el nuevo convenio”, indica Ángel Luis Castellano Bobillo, responsable del sector de Transporte Sanitario de CCOO-FSC en Cuenca.

Bobillo recuerda que el pasado verano, “con motivo del proceso de ‘promociones’ -cambios entre los servicios de Urgente y el No Urgente, o cambios de unidad o base- en la empresa, la dirección de UTE remitió un escrito al Comité de Empresa en el que literalmente advirtió que sacaría a promoción ‘todos los puestos que provisionalmente estén ocupados por personal en prácticas, y aquellos que puedan o estén ocupados por algún trabajador que tenga litigios o reclamaciones de carácter judicial, vinculados a su puesto actual’.”

“Hablando en ‘roman paladino’: al que denuncie lo cambiamos de puesto o centro de trabajo. Cuestión que no era baladí pues unos 75 trabajadores, de los 200 que estaban en el servicio de Transporte Urgente, habían presentado reclamaciones a través de la asesoría de CCOO principalmente, para exigir el cobro de las cantidades de horas de presencia y dietas que estipulaba el convenio vigente, y que la empresa no había pagado.”

“Denunciamos esta evidente discriminación ante la ITSS. En su declaración escrita ante la Inspección, el administrador de la UTE lo pretendió esconder achacándolo a una desafortunada redacción, de la que se venía a desdecir.”

Pese a las justificaciones del Administrador, la Inspección advierte expresa y detalladamente a la UTE que, en los documentos que debe presentar antes del 30 de mayo, tiene que “prestarse especial atención a la Garantía de Indemnidad de los trabajadores, indemnidad que ha sido definida por la doctrina del Tribunal Supremo como ‘una garantía, para todo trabajador, y en virtud de la cual no puede ser objeto de represalias empresariales como consecuencia del ejercicio de acciones o reclamaciones frente a su empleador’, de conformidad con el artículo 4.2.g del Estatuto de los Trabajadores.”

“Valoramos muy positivamente el requerimiento de la Inspección y el trabajo de la funcionaria asignada al caso”, señala Bobillo, que califica como “un buen tirón de orejas, un serio correctivo a la UTE que utilizó la amenaza de sacar a promoción los puestos de los trabajadores que reclamaban sus salarios y derechos; y que ahora sabe que, para llevar a cabo estos procesos, tiene que negociarlos y respetar la normativa vigente y la doctrina del Tribunal Supremo. Y, lo que es aún más importante, tiene que elaborar y activar sendos protocolos para prevenir cualquier tipo de acoso laboral y violencia en el trabajo.”

Para voz o más información:
Ángel Luis Castellano Bobillo 626 769 994
Responsable del sector de Transporte Sanitario de CCOO-FSC Cuenca

- todos contra el coronavirus -Recomendaciones contra el coronavirus para mayores