La Gerencia de Atención Integrada de Almansa, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha incorporado recientemente una Unidad de Nutrición Clínica y Dietética a la cartera de prestaciones del Hospital General de Almansa.

Se trata de un dispositivo multidisciplinar, cuyo objetivo es reducir la prevalencia de la desnutrición hospitalaria, mejorando o conservando un adecuado estado nutricional de las y los pacientes, además de procurar que al alta hospitalaria continúen con un buen estado nutricional.

La Unidad está formada por dos endocrinos, los doctores Raquel Miralles y Alejandro Sirvent; la dietista-nutricionista Ángela Vicente; el servicio de Farmacia Hospitalaria; y el personal de Enfermería, tanto de las consultas de Endocrinología y Nutrición como del área de Hospitalización. Además, participan en la atención a pacientes que se benefician de esta Unidad otros profesionales de los servicios de Psicología, Logopedia, TCAE, etcétera.

Desde que comenzara su actividad, a principios de septiembre, la Unidad valora una media de entre siete y diez pacientes diarios, desde nuevos ingresos a seguimientos. De hecho, tal y como explica el endocrino Alejandro Sirvent, una de las características fundamentales de la Unidad es realizar una valoración a la llegada del paciente y, posteriormente, su seguimiento durante todo el ingreso.

Para mejorar el estado nutricional de las y los pacientes de forma óptima se deben realizar intervenciones nutricionales de forma precoz. Por ello, al ingreso, Enfermería realiza un cribado inicial, para detectar pacientes desnutridos o en riesgo de estarlo.

“El médico responsable se pondrá en contacto con nosotros, ya sea por detección en este cribado inicial o por objetivarlo durante la evolución, que como endocrinos haremos una valoración nutricional completa y orientaremos el soporte nutricional, coordinándonos con el resto de profesionales como con la dietista-nutricionista, para adaptar la dieta; con Farmacia Hospitalaria para la prescripción de nutrición parenteral; de nuevo con enfermería para la administración de suplementos nutricionales orales o nutrición enteral por sonda, etc.”, ha explicado el doctor Sirvent.

Además, tal y como ha destacado Sirvent, se lleva a cabo una reevaluación a los pacientes a diario por si precisan ajustes en su tratamiento, que continúa en las consultas al alta a aquellos que sea preciso.

En la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética se realizan también valoraciones e intervenciones nutricionales de forma ambulatoria, en consulta. Entre éstas, destacan las que se realizan en pacientes prequirúrgicos, pues son pacientes que tienen una intervención programada y que derivan los cirujanos para optimizar el estado nutricional antes de la operación.

Desde la Unidad se está desarrollando un plan para actuar no solo a nivel hospitalario, sino también para aumentar la coordinación con Atención Primaria. “Queremos realizar distintas actividades formativas, charlas o protocolos sobre la nutrición en las distintas etapas de la vida; el manejo del sobrepeso y la obesidad en Atención Primaria; la valoración nutricional del anciano frágil; entre otros”, ha apuntado Sirvent.