La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, y la concejala de Igualdad, Ana Belén Chacón, han mantenido esta mañana un encuentro con las participantes del programa SARA (Soporte institucional de apoyo y recursos para la autonomía personal y profesional de las mujeres), financiado por el Instituto de las Mujeres, que coordina la Fundación CEPAIM desde 2009. El objetivo principal es apoyar la mejora de la calidad de vida, y la incorporación a la actividad sociolaboral, de las mujeres migrantes y en riesgo de exclusión social, mediante un asesoramiento permanente, la configuración de itinerarios personalizados e incorporación de las capacidades TIC. El 15 de noviembre comenzaba una nueva edición del programa “SARA”, en el que participan 18 mujeres durante un periodo aproximado de nueve meses.

La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, y la concejala de Igualdad, Ana Belén Chacón, han mantenido esta mañana un encuentro con las participantes del programa SARA (Soporte institucional de apoyo y recursos para la autonomía personal y profesional de las mujeres), financiado por el Instituto de las Mujeres, que coordina la Fundación CEPAIM desde 2009. El objetivo principal es apoyar la mejora de la calidad de vida, y la incorporación a la actividad sociolaboral, de las mujeres migrantes y en riesgo de exclusión social, mediante un asesoramiento permanente, la configuración de itinerarios personalizados e incorporación de las capacidades TIC. El 15 de noviembre comenzaba una nueva edición del programa “SARA”, en el que participan 18 mujeres durante un periodo aproximado de nueve meses.

Fundación CEPAIM Fundación CEPAIM

La alcaldesa de Ciudad Real explicaba la necesidad de realizar este tipo de programas, ya que “la inserción laboral es lo que dignifica en la sociedad a cualquiera de nosotros, y por lo que aporta a las participantes, tanto a nivel personal como profesional”. Por otra parte, la técnica del programa “SARA”, Kasia Hruby, detallaba el sistema de trabajo que se realiza, fundamentalmente en tres fases, una de motivación personal hacia el empleo en el que se desarrolla el empoderamiento individual y colectivo de las mujeres a través del trabajo de autoestima, autoconocimiento, habilidades sociales y gestión emocional. En una segunda fase se analiza la capacitación profesional, mediante un curso teórico-práctico que permita incrementar las posibilidades de inserción y que rompan con estereotipos de género de ciertas profesiones. Por último, en la tercera fase se trata de dar una orientación laboral y fomentar el emprendimiento de las participantes. En enero de 2022 se retomarán las clases de informática y orientación laboral. También comenzará la fase centrada en la capacitación profesional.