La Edad del Bronce se Ilumina en Cuenca: Dos Nuevas Piezas Excepcionales Engalanan la Colección Permanente del Museo

El Museo de Cuenca incorpora a su exposición permanente dos piezas "excepcionales" de la Edad del Bronce en la provincia

El Museo de Cuenca ha enriquecido su exposición permanente con la incorporación de dos valiosas piezas arqueológicas de la Edad del Bronce: un puñal y una alabarda. Estas reliquias, que pertenecen al Bronce de la Mancha, una civilización que floreció entre los años 2.300 y 1.500 a.C., fueron presentadas recientemente al público.

El delegado de Educación, Cultura y Deporte, Gustavo Martínez, junto con la coordinadora de Cultura de la Junta de Comunidades, Yolanda Rozalén, y el director del Museo de Cuenca, Miguel Contreras, asistieron a la presentación de estas dos nuevas incorporaciones. Durante el acto, Martínez elogió el esfuerzo continuo de los trabajadores del museo, con su director Miguel Contreras a la cabeza, para mantener actualizada la colección y proporcionar nuevas exhibiciones atractivas para los visitantes.

Reflejando sobre el dinamismo del Museo de Cuenca, Gustavo enfatizó que el centro expositivo ha experimentado un crecimiento notable durante el último año, atrayendo 5.000 visitantes más que el anterior, superando ya los 20.000 visitantes anuales, según cifras provistas por la Junta en una nota de prensa.

Además, Martínez remarcó el compromiso del Gobierno regional en aumentar la valoración del patrimonio cultural, señalando un incremento del 146% en el presupuesto destinado a museos y patrimonio artístico desde 2015, durante la administración del presidente García-Page.

El director del museo, Miguel Contreras, calificó las piezas de “excepcionales” y comentó que actualmente forman parte del programa ‘Novedades del Museo’, aunque posteriormente se integrarán permanentemente a la colección general. Las piezas ofrecen una ventana a una época significativa en la historia de la provincia de Cuenca, a menudo oscurecida por la prominencia romana. Contreras señaló que ambas piezas tienen un origen distinto, siendo una resultado de una incautación del Seprona y la otra entregada por un ciudadano que la encontró por casualidad.

El evento sirvió también de plataforma para presentar el nuevo díptico informativo del Museo de Cuenca, ahora disponible en castellano, inglés, francés y alemán, diseñado con el propósito de facilitar la comprensión a visitantes extranjeros y atraer a un público internacional más amplio.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×