Toledo, 13 de enero de 2018.- El director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, ha mantenido una reunión con miembros de la Junta Directiva del Colegio de Ciencias Políticas y Sociología con objeto de analizar espacios de colaboración en materia de consumo.
 
Al respecto, se ha valorado la posibilidad de llevar a cabo series de estudios que permitan conocer la evolución del comportamiento de las personas consumidoras en la región y a partir de éstos datos diseñar futuras políticas públicas en este ámbito que se ajusten lo máximo posible a sus inquietudes y expectativas.
 
Dichos estudios se llevarían a cabo tanto con metodologías cuantitativas como cualitativas y comprenderían aspectos no investigados hasta la fecha y de actualidad, como son los relativos al consumo colaborativo, la compra y la contratación a través de dispositivos móviles; el consumo responsable de alimentos y la prevención del desperdicio alimentario o el rol de las redes sociales como prescriptores en la toma de decisiones de las personas consumidoras.
 
Este planteamiento contribuirá, asimismo, a conocer en profundidad el impacto que la aprobación de la futura Ley sobre los Derechos de las Personas Consumidoras en Castilla-La Mancha tenga con arreglo a las diversas y numerosas novedades que incorpora en su texto, pudiendo concretarse así la eficacia y oportunidad de la aplicación de este nuevo marco legal.
 
Mayor transparencia
 
Por otra parte, también se ha considerado de interés el diseño de herramientas que permitan conocer la trazabilidad de los precios de aquellos productos de uso común y generalizado, de modo que se contribuya a dotar de mayor transparencia las distintas transacciones comerciales que se lleven a cabo a lo largo de la secuencia de distribución y comercialización de los mismos.
 
La publicación periódica de esta información facilitará a los consumidores castellano-manchegos conocer y comparar las opciones de compra a su disposición antes de la toma de decisiones correspondientes, especialmente si se tienen en cuenta las prestaciones que al respecto se pueden encontrar en los diferentes canales de venta, accediendo así a propuestas más ventajosas y personalizadas.
 
Finalmente, todos los asistentes a la reunión han coincidido en señalar la trascendencia que pueden tener los asuntos tratados en el ámbito de la protección de los derechos e intereses de las personas consumidoras por lo que han manifestado, igualmente, la voluntad de impulsar la formalización de un convenio de colaboración que fije los objetivos descritos y contemple el