La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco ha mantenido un encuentro esta mañana en la Delegación de la Junta de Ciudad Real con el director de Procecam,  Luis Fernando Rubio, para tratar, entre otras cuestiones, la posibilidad de instalar un Centro de Inspección Fronteriza en Castilla-La Mancha, en concreto en Villarrobledo, uno de los ejes secundarios de mayor repercusión en la península.

Un Centro de Inspección Fronteriza (CIF) es un recinto acotado con capacidad para almacenamiento provisional de contenedores, buena comunicación, tanto por carretera como por vía férrea, una nave de inspección de al menos 400 metros cuadrado y de cuatro a seis muelles de recepción de mercancía.

Castilla-La Mancha es la única comunidad autónoma que no cuenta con un CIF en todo el país, lo que hace que los productos hortofrutícolas no dispongan de agilidad para atender pedidos en el menor plazo posible y de la forma más adecuada, debiendo responder de forma eficaz a cualquier contratiempo que pueda surgir en el proceso de exportación.