La Comisión de Cultura ha aprobado este jueves por unanimidad el dictamen de Honores y Distinciones que reconocerá a los toledanos y toledanas con la Medalla de Oro de la ciudad por su comportamiento ejemplar durante la pandemia y el esfuerzo y sacrificios realizados para “mantener el pulso de nuestra ciudad”.

Así lo ha dado a conocer el concejal de Cultura, Teo García, a los medios de comunicación tras la reunión celebrada de manera presencial y telemática en el Centro Cultural San Marcos. El responsable municipal ha destacado “el espíritu de consenso” de todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento con “un tema de ciudad tan importante” como son los Honores y Distinciones de Toledo.

“Todos estamos unidos en la necesidad de reconocer y otorgar la Medalla de Oro a los toledanos y toledanas que tanto sufrimiento y esfuerzo han dedicado a este 2020”, ha señalado Teo García, para decir que “la ciudad nos une por encima de todo, independientemente de cualquier desavenencia”. Por ello, la Comisión de Cultura ha determinado también incluir a los niños y niñas en los colectivos a reconocer para poner en valor su papel y resilencia durante esta situación tan compleja.

La aprobación por unanimidad este miércoles del dictamen de Honores y Distinciones en la Comisión de Cultura llevará la propuesta para su aprobación definitiva al pleno ordinario del mes de diciembre que se celebrará el próximo día 23. Los reconocimientos se entregarán el próximo 23 de enero, festividad de San Ildefonso, patrón de la ciudad, en el Palacio de Congresos ‘El Greco’.

La Medalla de Oro es, también, un testimonio de homenaje, solidaridad, apoyo y cercanía a cuantos toledanos y toledanas han fallecido por el coronavirus, así como a sus familias, amigos y allegados. En recuerdo de todos ellos, se dedicará la plaza de Safont a las víctimas de la Covid-19, en la que se instalará una escultura donada a la ciudad del artista toledano Rafael Canogar.

Además, junto a esta concesión conjunta, se entregarán reconocimientos especiales a los colectivos que desde el primer momento hicieron frente, y continúan haciéndolo, a la crisis sanitaria, contribuyendo tanto a proteger y salvar la vida de muchos de nuestros convecinos como a mantener el pulso de la ciudad.