La Biblioteca Municipal de Santiago ha trasladado sus instalaciones al Centro Cultural Antiguo Casino, ampliando sus instalaciones, el número de puestos de lectura y las posibilidades de actividades.

La Biblioteca Municipal de Santiago ha trasladado sus instalaciones al Centro Cultural Antiguo Casino, ampliando sus instalaciones, el número de puestos de lectura y las posibilidades de actividades.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha visitado esta mañana esta biblioteca, valorando la adaptación que se ha llevado a cabo en la sala de exposiciones para que acoja esta biblioteca. “Hemos ganado mucho en accesibilidad que es uno de los principales objetivos que tiene el Ayuntamiento desde que llegamos al gobierno: que todos con independencia de sus capacidades puedan disfrutar al igual que lo hacemos todos”.

Biblioteca Municipal de Santiago Biblioteca Municipal de Santiago

Zamora destacaba cómo “estamos pasando de una biblioteca de 25 metros cuadrados a una de 100 metros cuadrado, y esos espacios comunes que permite el Casino: el patio, la terraza, la sala Carlos Vázquez, van a permitir que las actividades serán más amplias para los niños y para los mayores que disfrutemos de esta biblioteca”.

Unos 9.000 libros, y DVD se exponen en esta biblioteca, que antes algunos de ellos estaban guardados o no podían exponerse de forma atractiva para los usuarios.

Ahora la alcaldesa reconocía que se tienen “unas buenas instalaciones donde estamos aunando accesibilidad, calidad y cultura, por lo que estoy feliz, es un buen trabajo, y va a dar unos resultados magníficos para la ciudad”

El concejal de Educación, Cultura y Bibliotecas, Nacho Sánchez, anunciaba que desde el final del curso escolar el próximo 18 de junio, las bibliotecas de Santiago, Las Casas, El Pilar, La Granja y Los ángeles estarán abiertas al público desde el día 21 de 10 a 2 de la mañana y se podrá venir a consultar in situ los fondos bibliográficos. “Hasta ahora las bibliotecas municipales han estado abiertas y han llevado a cabo las actividades de forma virtual, y se hacían prestamos de libros, pero a partir del próximo mes esa consulta de libros o actividades será presencial”.

Sánchez valoraba cómo la de Santiago es “una biblioteca con historia y que tenía sus complicaciones de accesibilidad y de espacio, y hemos ganado en estas dos cuestiones. Además el público está a 400 metros de la anterior ubicación y aquí se llega a más gente, y va a ser más cómodo para los trabajadores y para los usuarios”.