La Catedral ha acogido este sábado la misa de despedida de Braulio Rodríguez como arzobispo de Toledo una vez alcanzada su edad de jubilación y siendo designado su sucesor al frente de la Sede Primada, Francisco Cerro, que tomará posesión de su cargo el próximo sábado 29 de febrero, un acto que ha contado con la presencia de la alcaldesa, Milagros Tolón.

Momentos antes de iniciarse el acto religioso, Milagros Tolón ha señalado que don Braulio “ha sido una persona muy especial para mí y muy cercana” y ha recordado que fue una de las primeras personas que le dio la enhorabuena por carta cuando por primera vez tomó posesión como alcaldesa en 2015.

También se ha referido al título de Hijo Adoptivo que la ciudad concedió a Rodríguez Plaza durante el pasado acto de Honores y Distinciones en reconocimiento a su labor pastoral y a su decisión de recuperar de manera plena la procesión del Corpus Christi en jueves “dando respuesta a una reivindicación de todos los toledanos y de todas las toledanas que él hizo posible”.

“Hemos tenido una relación institucional perfecta”, ha afirmado la alcaldesa, quien ha asegurado que el de hoy “es un día muy especial y muy emotivo para todos en el que despedimos a don Braulio con todo el cariño”, aunque, ha asegurado “seguirá estando entre nosotros”.

Por su parte, Braulio Rodríguez ha reconocido que le cuesta despedirse de la Archidiócesis y ha destacado la suerte de haberla dirigido en los últimos diez años, al tiempo que ha agradecido todas las manifestaciones de cariño que está recibiendo en estos días.

Tras la misa, se ha presentado el retrato del arzobispo, obra de Miguel González Jiménez, que desde hoy permanecerá en la Sala Capitular, donde se encuentran las pinturas de los 120 prelados que han ocupado la Sede Primada de Toledo.

Los fieles toledanos han arropado al arzobispo en su despedida en una eucarística a la que también han sido invitados a participar todos los sacerdotes, y los miembros de la vida consagrada y hermandades y cofradías y de los diversos movimientos apostólicos de la archidiócesis.

En la concelebración eucarística han participado los obispos de Ciudad Real y Cuenca, Gerardo Melgar y José María Yanguas; el obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, y su auxiliar, José Rico Pavés, así como el obispo emérito de Segovia, Ángel Rubio Castro. Junto a ellos, además, los vicarios generales de las diócesis sufragáneas de la provincia eclesiástica de Toledo: Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Sigüenza-Guadalajara, además de los miembros del cabildo primado.

Entre las autoridades presentes se encontraban el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, y representantes de las instituciones civiles y militares de la ciudad.

Con esta eucaristía, Braulio Rodríguez Plaza se despide de la Archidiócesis de la que ha sido su pastor durante diez años. El Papa Francisco aceptó su renuncia el pasado 27 de diciembre, que había sido presentada el 29 de enero del pasado año, al cumplir los 75 años, tal y como establece la legislación canónica para todos los obispos.

Ese mismo día, la Santa Sede anunciaba su nombramiento como administrador apostólico de la Archidiócesis, hasta la toma de posesión de su sucesor en la sede primada, Francisco Cerro Chaves, hasta entonces obispo de Coria-Cáceres.

Don Braulio fue nombrado arzobispo de la sede metropolitana de Toledo el 16 de abril de 2009, por el Papa Benedicto XVI y tomó posesión de la Archidiócesis de Toledo, Primada de España, el día 21 de junio de ese año.

Audio Milagros Tolón:


http://www.toledo.es/wp-content/uploads/2020/02/20200222_tolon_despedida_braulio.m4a

Más imágenes:

11_misa_despedida_braulio