La adquisición de un PET-RM por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha supera los 7,6 millones de euros.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado la adjudicación de la adquisición, instalación, puesta en marcha y mantenimiento de un equipo de avanzada tecnología médica que está por completar el equipamiento del nuevo Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario de Toledo.

Esta nueva adquisición consiste en un equipo de Tomografía por emisión de positrones (PET) digital y resonancia magnética de tres teslas (RM), que se posiciona como uno de los más avanzados en el sistema sanitario público de España.

El trabajo en red coordinado desde la Unidad Regional de Medicina Nuclear del SESCAM, de la que van a formar parte todos los servicios de esta especialidad existentes en la región, permitirá que este nuevo equipo esté a disposición de todos los pacientes de la Comunidad Autónoma susceptibles de este tipo de estudios tras la indicación del especialista.

Con esta adquisición, Castilla-La Mancha se convierte en una de las pocas comunidades autónomas que contarán con un equipo de estas características, ampliando así su arsenal terapéutico para la detección y tratamiento de patologías, especialmente las oncológicas.

El costo total de este nuevo equipo asciende a 7,6 millones de euros, y esta inversión es cofinanciada en un 85 por ciento por la Unión Europea, dentro del programa Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de Castilla-La Mancha 2021-2027.

El PET-RM es un equipo que integra en una única exploración la tomografía por emisión de positrones (PET) y la resonancia magnética (RM), las dos herramientas de diagnóstico más potentes y avanzadas que existen hoy en día.

Las aplicaciones diagnósticas del PET-RM son muy amplias, llegando a especialidades diversas como la oncología, oncología pediátrica, patologías cardiacas, patología cerebral, degenerativa y epilepsia, y osteomielitis vertebral, entre otras.

Las ventajas que ofrece este equipo son múltiples, incluyendo la reducción significativa de la radiación que recibe el paciente, la mejora en la precisión diagnóstica, la reducción en el número de pruebas y desplazamientos, y la contribución a la sostenibilidad del sistema público de salud.

Con la adquisición de este equipo de vanguardia, el Gobierno de Castilla-La Mancha reafirma su compromiso con la mejora de la atención médica en la región, garantizando a los pacientes el acceso a tecnologías de última generación para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×